Las propiedades mecánicas de la tela de araña han sido objeto de estudio en varias investigaciones. Con respecto a su peso, la tela de araña es más fuerte que el acero y además es biodegradable.

El científico Shigeyoshi Osaki, de la Universidad Médica de Nara de Japón, fabricó cuerdas de violín con la tela de araña de 300 hembras de Nephila maculata, una de las especies conocidas como arañas de seda de oro. Para construir las fibras usó entre tres mil y cinco mil hilos de seda retorcidos y luego midió su resistencia a la tracción. Aunque la tela de araña hizo menos resistencia a la tensión antes de romperse en comparación con la fabricada con tripas, resultó más fuerte que la de nailon y aluminio.

Un estudio detallado con un microscopio electrónico mostró que las cuerdas eran completamente redondas y los hilos encajaban sin mediar espacio entre ellos. “Muchos violinistas profesionales comentaron que las cuerdas de tela de araña generaron un timbre mejor y las consideran capaces de crear una nueva musicalidad”, explicó Osaki en un artículo publicado por la revista Physical Review Letters.

Las propiedades de la tela de araña también pueden ayudar al desarrollo de piel artificial, útil para el tratamiento de quemados, según los resultados preliminares de un estudio de investigadores de la Universidad de Hannover de Alemania, difundido por la revista norteamericana PLoS One.

Los expertos cultivaron durante dos semanas una capa de fibroblastos y luego una segunda de queratocitos para formar las dos capas de la piel, dermis e epidermis. Este tipo de procedimiento ha sido probado con otros materiales como la silicona, el poliéster, el poliglicólico o las fibrinas. Pero en este caso, lo más importante es que el producto se incorpore al organismo y se degrade con el tiempo.

Los expertos extraerán células sanas de la piel de un paciente o de un donante,y las cultivarán en una malla fabricada con la tela de araña. Luego se trasplantará esa piel al quemado y el hilo de araña será absorbido por el organismo sin que se presenten problemas de toxicidad. De esa forma solo permanecen las células de la piel implantadas.

Modifican gusanos y cabras con genes de araña

Desde hace tiempo, expertos de la Universidad de Wyoming intentan crear un hilo tan fuerte como la tela de araña con la abundancia de la seda que crean los gusanos. Con respecto a su peso, la tela de araña es más fuerte que el acero, pero es generada en cantidades insuficientes, mientras que la de los gusanos es más frágil, pero mucho más profusa en producción.

El equipo de científicos modificó gusanos productores de seda con genes de arácnidos para obtener un tejido muy resistente en volúmenes industriales. El nuevo material también tiene propiedades mecánicas por lo que puede emplearse en hilos de sutura y como sustituto ecológico de ciertos tipos de plástico, reveló la revista Proceedings of the National Academy of Science.

Por otro lado, investigadores de la Universidad Estatal de Utah en Estados Unidos transfirieron el gen responsable de la producción de la tela de araña a un segmento del ADN que copia las mismas secuencias de control de ADN en la cabra, y lograron que las cabras produzcan seda de arañas en su leche. Obtener la seda con arañas sería imposible porque estos animales son territoriales y caníbales, explicó el autor principal del estudio Randy Lewis.

Los científicos introdujeron el gen en la leche de cabra para obtener una alta concentración de ese material que es muy elástico y resistente. Al obtener la leche hay que separar y filtrar por un lado los glóbulos de grasa y por otro la proteína. Después la concentran, la pasan por una solución de sal y obtienen una proteína relativamente pura de seda de araña que puede hilarse.

La leche de las cabras de la granja donde se realiza el proyecto solo puede ser empleada en la pesquisa y los animales deben ser incinerados cuando mueren. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos se encarga de regular la investigación del científico.

Con información de las corresponsalías de Prensa Latina en Washington y Londres.