(ABI).- La coca contiene casi tres veces más fibra que las legumbres, 14 veces más que las frutas y 15 más que los vegetales, según el experto Duck Paerson, médico científico de la Nasa y Premio Nobel. La Empresa Boliviana Comunitaria de la Coca (Ebococa) tiene previsto el lanzamiento de su primera línea de productos que incluye refrescos, galletas, caramelos y bebidas energizantes.

El gobierno boliviano considera que la despenalización de la hoja de coca es pertinente no sólo por su valor cultural, sino porque esa planta tiene cualidades nutritivas y más fibra que las legumbres, vegetales y frutas. “Está demostrado a través de estudios científicos que la coca tiene muchos derivados, calorías y minerales que contribuyen al fortalecimiento del organismo humano”, dijo Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas en una entrevista con la ABI.

Mencionó que en 1975 la Organización Mundial de la Salud (OMS), en coordinación con la Universidad de Harvard de EEUU, realizaron un estudio científico de la hoja de coca y llegaron a la conclusión de que se trata de un producto con muchas cualidades. Entre ellas la fibra que aporta al organismo y en contraposición a los carbohidratos de la papa, chuño, tunta, fideos, pan, arroz y galletas en las regiones del occidente y de plátano, yuca, arroz en el oriente.

De acuerdo con el experto Duck Paerson, médico científico de la Nasa y Premio Nobel, citado en textos públicos, la coca contiene casi tres veces más fibra que las legumbres, 14 veces más que las frutas y 15 más que los vegetales. Otro aporte altísimo es la Vitamia “A”.

La fibra de la coca desintoxica y refuerza el aparato digestivo y los intestinos, elimina grasas, colesterol trigleséridos, combate la colitis, estreñimiento, diarreas y mala digestión. Además ayuda a eliminar las hemorroides, recompone y refuerza la flora intestinal. Es un buen suplemento para los diabéticos, previene el cáncer de colon y recto y provee calcio, ideal para personas con artritis, artrosis y osteoporosis.

Según un estudio científico denominado “valor nutricional de la hoja de coca”, la masticación de 100 gramos de coca por día satisface la ración alimentaria recomendada para hombres y mujeres, y 60 gramos colman las necesidades de calcio.

Cáceres manifestó que la materia prima de la coca tiene bondades nutritivas. Se refirió a un término nuevo dentro de la nutrición: se trata de la micelización, que es la división de pequeñas particulas que al ponerse en contacto con las papilas gustativas y células en nuestro intestino se absorben en forma inmediata incorporándose al torrente sanguíneo pudiendo notarse su efecto en el organismo a los 8 o 10 minutos de haberse ingerido.

Otros estudios basados en el anterior principio, dijo el Viceministro, demuestran que al deglutir estas partículas tan finas el primer receptor es el cerebro que envía órdenes de relajación al sistema nervioso controlando así dolor, hambre, stress, disminución del sueño, fatiga, tolerancia a la inclemencia de la altura sobre el nivel del mar y todo desasosiego.

El amplio espacio que brinda la coca cubre la farmacopea, cosmética, la harina de trigo, transformaciones tecnológicas alimentarias, vale decir, alimentos y bebidas. También se pueden realizar transformaciones industriales como telas, cartones, papeles, colorantes, remarcó la investigación.

Cáceres consideró que en el país hay miles de profesionales en todos los campos; científicos, investigadores, inventores, patriotas y todos juntos deben tomar las riendas en el caso de la coca por todas sus bondades certificadas, de acuerdo a un informe de la Universidad de Harvard de 1975, para que sea despenalizada la hoja sagrada.

Apuntó que “la hoja sagrada es el centro económico, religioso, místico, industrial, alimentario nutricional que lo articula todo. Somos herederos de un tesoro más valioso que el oro y la plata, porque la coca es vida que da vida”.

Planes de industrialización

La Empresa Boliviana Comunitaria de la Coca (Ebococa) tiene previsto el lanzamiento de su primera línea de productos que incluye refrescos, galletas, caramelos y queques. Tendrá el sustento de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba. Su producción inicial requerirá cerca de 6 millones de bolivianos y cerca de 50 taques de coca diarios.

El gobierno de Evo Morales impulsa la creación de una bebida propia a base de hojas de coca. Su nombre es Coca Colla, un juego de palabras que refiere a uno de los principales pueblos aborígenes que habitan en el país. También existe una iniciativa privada para producir un energizante de coca.

El gobierno promueve la construcción de una planta industrializadora de estevia y coca con una inversión de 489 mil dólares y con una capacidad de producción de 92 toneladas anuales. Se empleará 3.080 taques de coca ecológica, que equivale a 70 toneladas métricas de coca y 22.000 kilogramos de hoja de Estevia.

En el proyecto participarán como socios estratégicos el Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral, la Asociación de Productores de la Hoja de Coca (ADEPCOCA), el Consejo de Federaciones Campesinas de Yungas (COFECAY) y la Gobernación del Departamento de La Paz.

Con ese objetivo fue firmado un acuerdo para emprender el proyecto de la industria del “BI-MATE” de hojas de coca seca triturada y endulzada con hojas de estevia. El producto será destinado al consumo interno y de forma exclusiva a las personas que padecen de diabetes y también para aquellas que sufren de obesidad.