Francisco Franco el “Caudillo de España por gracia de Dios”, vencedor de la “Guerra Civil” y dictador que duró 36 años en el poder, continúa dividiendo la actual España democrática. El motivo fue la ley llamada “Memoria Histórica” del gobierno socialista de Zapatero, y aprobada por el Parlamento en 2007. La Comisión de Expertos nombrada por Zapatero decidió eliminar cualquier símbolo asociado a la dictadura de Franco, es decir monumentos, escudos, nombres de calles, avenidas, plazas etc. un modo de reconocimirmto e idemnización hacia las miles y miles victimas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista e iniciar la búsqueda de las tumbas donde fueron enterrados, sin identificación, los milicianos que combatieron contra el ejercito golpista en defensa de la República Española. 

La Comisión de Expertos pidió también transformar el “Valle de los Caídos” en un lugar “bipartidista”, como símbolo de reconciliación. El proyecto era de exhumar los restos del “generalisimo” y entregarlos a su familia para darle sepultura en otro lugar. Los expertos no tuvieron en consideración el deseo de la familia de Francisco Franco que, através de su hija, manifestaba toda su contrariedad a un traslado de los restos del dictador a otro cementerio, señalando que el actual mausoleo forma parte de un lugar de culto religioso y concluyendo que la última palabra la tiene la Iglesia Católica.

A propósito del “Valle de los Caídos”, que además de conservar los restos del dictador español, es el lugar simbólico escogido por Franco para hacer recordar a las generaciones futuras su victoria en la Guerra Civil (1936-1939), la ley franquista establecía que se tenía que convertir en la sede en honor de todas las víctimas de la “Guerra Civil”.

El mausoleo que se encuentra en el Valle de los Caídos” es para la Comisión de Expertos la “fosa común más grande del franquismo” que conserva los restos de unos 30.000 republicanos “desaparecidos” y que fueron enterrados junto a los sanguinarios “franquistas”. Exhumarlos e identificar a las víctimas de la dictadura es tarea imposible, por este motivo, la mejor solución sería trasladar el cuerpo del feroz dictador para liberar el monumento del autor de la terrible matanza.

El proyecto de la Comisión era de transformar el “Valle de los Caídos” en un “recuerdo de la memoria” con todas las víctimas de la Guerra Civil española y fundar un Centro de Bienvenida para explicar a los visitantes lo que fue la “Guerra Civil, la dictadura franquista y el motivo por el cual fue construído ese monumental mausoleo”.

Los precusores de la “Ley de la Memoria Histórica” del partido de izquierda de Zapatero, han perdido las elecciones el 20 de noviembre del pasado año. El nuevo gobierno de centro-derecha del actual Primer Ministro Mariano Rajoy se encuentra en una encrucijada. Abandonar los documentos preparados por la Comisión de Expertos sobre el destino del mausoleo en el “Valle de los Caídos” en un cajón, podría ser una solución para evitar conflictos con la familia del dictador y con los nostálgicos de la dictadura o, en caso contrario, seguir el “iter” de la Comisión de Expertos sobre la “Memoria Histórica” y eso significaria una rotura definitiva con la derecha española y de los lazos históricos con la dictadura franquista.