Naciones Unidas, (PL).- Estados Unidos, Canadá e Israel volvieron a quedar en extrema minoría en Naciones Unidas al votar contra una resolución relacionada con el tema palestino, acompañados solo por Islas Marshall, Micronesia y Nauru. El texto fue adoptado en la segunda comisión de la Asamblea General con el título “Soberanía permanente del pueblo palestino en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y de la población árabe en el Golán sirio ocupado sobre sus recursos naturales”.

El documento recibió el respaldo de 158 de los 193 países miembros de la ONU y siete abstenciones (Australia, Camerún, Costa de Marfil, El Salvador, Panamá, Santa Lucia y Vanuatu) y ahora debe ser sometido a la consideración de la Asamblea General.

El proyecto reafirma el derecho inalienable del pueblo palestino y de la población del Golán sirio ocupado sobre sus recursos naturales, incluidos la tierra, el agua y los recursos energéticos.

Asimismo, exige a Israel que deje de “explotar, causar daño, destruir, agotar y poner en peligro los recursos naturales del territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y el Golán sirio ocupado”.

Además, advierte contra la destrucción en gran escala de tierras agrícolas perpetrada por Israel en tierras palestinas, con la pérdida de un elevado número de árboles frutales y el exterminio de granjas e invernaderos, con un grave impacto ambiental y económico.

También expresa preocupación por la devastación causada por la ocupación israelí a la infraestructura vital (conductos de agua y redes de alcantarillado), en especial en la Franja de Gaza.

Igualmente, se refiere al perjuicio que entrañan los asentamientos de colonos israelíes para los recursos naturales palestinos debido, en primer lugar, a la confiscación de tierras, el desvío forzado de los recursos hídricos y el impacto socioeconómico que traen consigo.

El texto destaca la importancia de reanudar las conversaciones entre Israel y los palestinos y la necesidad respetar y preservar la unidad, contigüidad e integridad de todo el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental.

Hace una semana, Israel, Estados Unidos y Canadá también votaron en contra de varios proyectos de resolución relacionados con el Medio Oriente y Palestina en la Cuarta Comisión de la Asamblea General.

En esa ocasión, Tel Aviv sufragó en contra de los nueve documentos sometidos a votación, mientras que las delegaciones norteamericana y canadiense lo hicieron en siete oportunidades.

Esos proyectos iban desde la situación de los refugiados palestinos hasta el retorno de esos desplazados a sus lugares de origen, el reembolso de sus bienes y rentas devengadas y los derechos humanos del pueblo palestino en los territorios ocupados.

Como ocurrió este jueves Estados Unidos, Canadá e Israel fueron acompañados por los pequeños Estados de Micronesia, Islas Marshall, Nauru, Vanuatu y Palau.