Nueva Delhi, (PL).- India y Pakistán acordaron normalizar sus relaciones comerciales en febrero del próximo año y continuaron allanando el camino para poner fin a décadas de desconfianza y rivalidad político-militar. La concesión del estatus de nación más favorecida (NMF) por parte de Pakistán a India fue uno de los temas cardinales en las conversaciones de los secretarios de Comercio de ambos países, quienes evaluaron las posibilidades de ampliar a nuevas áreas los intercambios comerciales, en medio del proceso de entendimiento y de reconstrucción de la confianza mutua reiniciado a principios de este año.

La India tuvo hasta hace unos días serias dudas sobre la disposición de Pakistán de concederle tal estatus, pero parecen haber quedado despejadas tras el diálogo entre los primeros ministros Manmohan Singh y Yousuf Raza Gilani en las Maldivas, durante la 17 cumbre de la Asociación de Asia del Sur para la Cooperación Regional. Fue la sexta ronda de negociaciones comerciales y de cooperación económica a nivel de secretarios de Comercio. La anterior tuvo lugar en Islamabad en abril. 

En una declaración conjunta difundida al término de su sexta ronda de conversaciones, los respectivos secretarios de Comercio anunciaron una serie de medidas “secuenciadas” que despejarán la ruta hacia ese objetivo. Una de las más relevantes cobrará efecto en diciembre, cuando Pakistán -en en reciprocidad a un gesto que ya su contraparte tuvo en 1996- concederá a la India el estatus de NMF.

Nueva Delhi venía presionando desde hace tiempo para que su contraparte le concediera la condición de NMF, pero la decisión siempre encontró la resistencia de los sectores comerciales e industriales pakistaníes, temerosos de que los exportadores indios coparan el mercado interno. En la actualidad Islamabad solo permite la importación de unos 1.900 productos indios, pero en virtud de los acuerdos, la lista negativa quedará eliminada a fines de este año. El proceso de adopción de las medidas atinentes a los acuerdos comerciales preferenciales se atendrá a los principios del Acuerdo de Libre Comercio de Asia del Sur (SAFTA, siglas en inglés).

Tenemos que normalizar plenamente nuestras relaciones y ello no puede alcanzarse con dejación de las relaciones comerciales, y dentro de estas, la invocación del principio de nación más favorecida, así que vamos a trabajar en eso, declaró el secretario pakistaní de Comercio Zafar Mahmood. La medida implicaría la ampliación de la canasta de bienes indios exportables a la vecina nación, en reciprocidad a un gesto que ya Nueva Delhi tuvo hacia Islamabad en 1996.

De acuerdo con la declaración final, los Ministerios del Interior de ambos países llegaron a un amplio entendimiento para flexibilizar el régimen de visados a los empresarios y nombres por considerar que las restricciones del actual obstaculizan la expansión del comercio bilateral.

Los secretarios de Comercio Mahmood y Khullar también se pronunciaron porque antes de tres meses estén concluidas la carretera y la vía férrea que enlazan a las localidades fronterizas Attari-Wagah, por donde fluye el grueso del intercambio comercial bilateral. Decidieron que los grupos técnicos mixtos a cargo de esas obras se reúnan en unos días, a fines de diciembre y en enero para dar seguimiento al tema. El nuevo régimen comercial será aplicable a todo el comercio terrestre una vez en servicio la infraestructura en la ruta Attari-Wagah, señaló el comunicado.

Las partes convinieron asimismo en la necesidad de promover las inversiones mutuas y a tal fin sugirieron a los respectivos bancos centrales considerar la apertura de sucursales en el otro país. “Hemos doblado la esquina. Estamos hablando de una hoja de ruta hacia la completa normalización de nuestras relaciones comerciales”, declaró a la prensa Mahmood una vez concluidas las conversaciones con su par indio.

Ambos funcionarios acordaron volverse a reunir en abril o mayo del 2012 en Islamabad y expresaron su esperanza de que la evolución positiva del comercio bilateral facilite progresos similares en otros componentes del diálogo entre las dos rivales y vecinas naciones.

Comercio India-China a cotas astronómicas hacia el 2015

De otra parte, los intercambios comerciales India-China pudieran alcanzar los 100 mil millones de dólares en los próximos cuatro años, con la perspectiva de constituirse a mediano plazo en los más voluminosos del mundo. Las operaciones de compra-venta de bienes y servicios entre las dos naciones más pobladas de la Tierra -de conjunto reúnen a más del 37 por ciento de los habitantes del planeta- rondan actualmente los 63 mil millones de dólares.

De acuerdo con un comunicado de la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria de la India (Assocham) difundido en Mumbai, la capital financiera del país, hacia el 2030 los dos gigantes asiáticos serán los mayores socios comerciales del mundo.

“China ya ha desplazado a Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón y se ha convertido en el mayor socio comercial de India. Compañías de la India pueden beneficiarse sustancialmente del acceso a los productos chinos mediante importaciones a precios atractivos”, destacó el ente.

En el comercio total de la nación surasiática, la participación de China ha aumentado en más del 10 por ciento. Así, en el ejercicio fiscal 2010-2011 las exportaciones indias a ese país aumentaron 68,8 por ciento al llegar a 19,6 mil millones de dólares frente a los 11,6 mil millones del año precedente. Las importaciones, entretanto, pasaron de 30,8 a 43,5 mil millones, para un crecimiento del 41 por ciento.

Tales cifras han convertido a la India en el décimo mayor socio comercial de China y en su séptimo mayor mercado de exportación, al impulso del mutuo otorgamiento de la condición de Nación Más Favorecida en 1984.

“Las relaciones comerciales India-China figuran entre las más importantes en el actual escenario económico mundial”, resaltó el secretario general de Assocham, D.S. Rawat.

La Asociación, empero, considera imperativo equilibrar la balanza comercial entre ambas naciones, favorable con mucho a la otra parte. “Las compañías de la India deben ampliar su cartera de productos con valor agregado exportables a China”, comentó Rawat.

Assocham también estimó que la decisión de Beijing de aumentar las barreras arancelarias y no arancelarias a las importaciones de algunos productos chinos, y de limitar los intercambios en áreas como la energía y las telecomunicaciones, envían señales negativas a los socios indios y afecta el clima de inversión en sectores clave.

Las exportaciones de la India a China consisten básicamente en metales, minerales, hierro y acero y algodón, mientras el grueso de sus importaciones son maquinaria y equipos eléctricos, calderas y reactores nucleares, químicos orgánicos y fertilizantes.