“Construiremos la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos quieran o no quieran los indígenas del TIPNIS”, había dicho meses atrás el presidente Evo Morales, de quien se decía era el primer indígena en la presidencia. Ahora, casi dos meses después de iniciada la marcha de indígenas en defensa del Parque Nacional Isiboro Sécure, Morales da pasos atrás y asegura que ninguna carretera pasará por el parque, un intento tardío de frenar las movilizaciones populares que afectan la popularidad de su gobierno.

El anuncio lo hizo Morales hoy en una conferencia de prensa en la que anunció que decidió vetar la sancionada ley que preveía una consulta a los indígenas y propuso una nueva redacción adecuada a los pedidos de los indígenas movilizados y que asegure que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, o cualquier otra, no atravesará ese parque nacional y que, además declare a la región como zona intangible de preservación ecológica.

“Se dispone que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos o cualquier otra no atravesará el Territorio Indígena Parque nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”, será la modificación principal a ese proyecto de Ley, dijo Morales.

La propuesta del presidente será enviada en las próximas horas a la Asamblea Legislativa.

El anuncio se hizo horas antes de recibir a la dirigencia de los indígenas en Palacio de Gobierno.

No se conoce todavía el futuro del contrato que autoridades suscribieron con la constructora brasileña OAS.

Los indígenas del TIPNIS realizaron acciones de protesta contra la costrucción de una carretera entre Villa Tunari y San ignacio de Moxos, porque la misma atenta a la biodiversidad de la zona y que sólo favorecería a los productores de coca que asedian el parque.La última acción de los indígenas fue la organización de una caminata desde trinidad hasta la ciudad de La Paz, movilización que fue reprimida de manera violenta por el gobierno, hecho que hizo que varios sectores se sumen la protesta.