Chimoré y Santa Cruz, (ABI).- El subteniente Steven Medrano, oficial de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), perdió la vida y el cabo Luis Mamani resultó gravemente herido por dos impactos de bala en un enfrentamiento con narcotraficantes colombianos en la localidad Santa Rosa, en el Territorio Indígena y Parque Isiboro Sécure (TIPNIS). En la balacera también perdió la vida el traficante colombiano Jason Sosa Rincón.

Al medio día del miércoles dos patrullas de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (UMOPAR) incursionaron en la zona de Santa Rosa en un control de rutina y detectaron un laboratorio de droga gigante. Los guardianes del laboratorio abrieron fuego, a lo que los uniformados respondieron y en esa circunstancia fue muerto el oficial.

El ministro de Defensa Rubén Saavedra, que se encuentra en Chimoré junto al viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres, confirmó el fallecimiento del subteniente Medrano y dos heridos: un suboficial boliviano y un narcotraficante colombiano. El cabo Mamani fue inmediatamente socorrido y trasladado en helicóptero desde Trinidad hasta la clínica Foianini en Santa Cruz. Fue detenido herido el colombiano José Toro García, integrante del grupo que operaba el laboratorio en el área de Arroyo Poji.

“Lamentamos el deceso del oficial de la FELCN en el cumplimiento de su deber, emboscado por narcotraficantes que se asentaron en la zona de Santa Rosa”, informó el director de la FELCN coronel Fernando Amurrio. El cuerpo de Medrano llegó cerca al mediodía del jueves al aeropuerto de Chimoré, donde se realizará la autopsia de ley para posteriormente entregarlo a sus familiares.

De parte de los narcotraficantes, hay dos colombianos detenidos, un herido, y un fallecido. Los otros escaparon y son buscados por los efectivos antidroga. El operativo continúa en esa población porque se presume que al menos 20 narcotraficantes, entre ellos colombianos y bolivianos, intentan huir fuertemente armados, algunos con armas de guerra.

Saavedra y Cáceres comandaron el jueves una requisa ocular por aire del área del choque armado. Efectivos de la FELCN encontraron el cadáver del colombiano Jason Sosa Rincón, quien habría muerto en el enfrentamiento del miércoles. En la inspección se estableció que el colombiano hallado muerto era vigía desde un árbol que está a unos 400 metros del laboratorio y portaba un fusil moderno de asalto, marca Galil.

Saavedra y Cáceres coincidieron en que “esta organización criminal de narcotraficantes colombianos instalaron en esa zona un gigante laboratorio, en una extensión de 6 hectáreas, que tenía una capacidad de producción de más de 100 kilos de cocaína de alta pureza diarios y funcionaba desde hace tres años”.

El Ministro de Defensa señaló que este hecho muestra que el área protegida del TIPNIS requiere presencia del Estado y la construcción de infraestructura de control para evitar la proliferación de laboratorios de drogas. A su vez, Cáceres expresó su preocupación por el equipamiento con el que contaba esta organización de al menos 25 colombianos que empleaban armas modernas de grueso calibre.