Las primeras elecciones de autoridades judiciales de Bolivia se desarrollaron con normalidad y concluyeron este domingo 16 de octubre sin incidentes de importancia. Según reportes preliminares de varios medios de comunicación, los votos nulos y blancos habrían superado a los sufragios válidos en vastas zonas urbanas y rurales del país.

Más de 5,2 millones de electores estaban habilitados para elegir a 56 magistrados titulares y suplentes de los Tribunales Constitucional, Supremo de Justicia y Agroambiental, y del Consejo de la Magistratura, de una lista de 115 candidatos. A diferencia de comicios anteriores, en esta oportunidad el elector debía emitir cinco votos, situación que complicó bastante el acto electoral y el posterior recuento de sufragios.

Al final de la tarde, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Wilfredo Ovando evaluó que lo más destacable de la jornada fue la “masiva participación” de la ciudadanía, coincidiendo con la apreciación del Presidente Evo Morales. “Participo en esta fiesta democrática muy contento de ver tanta gente movilizada”, celebró esta mañana el Primer Mandatario en Villa 14 de Septiembre del Chapare. El ministro de Gobierno Wilfredo Chávez también destacó la “masiva participación de los bolivianos en los recintos electorales, rompiendo el mito del ausentismo”.

Sin embargo, reportes de la red Erbol, la cadena de radiodifusión más importante de Bolivia, indican que la participación ciudadana no fue tan masiva como aseguran las autoridades, sobre todo en algunas poblaciones urbanas de Sucre y Cochabamba. Reporteros populares se mostraron sorprendidos por la menguada participación de electores en algunos barrios periurbanos de ambas ciudades, donde la abstención osciló entre el 40 y 60 por ciento.

Erbol y otros medios de comunicación coinciden en que el voto nulo se impuso en varios centros electorales de la zona sur de la ciudad de La Paz. Lo mismo ocurrió en el recinto de la Unidad educativa Agustín Aspiazu del barrio de Sopocachi, donde sufragó el Vicepresidente Álvaro García Linera.

El voto nulo también habría ganado en varias capitales de provincia y municipios del departamento de Potosí. La misma tendencia se observa en los centros mineros de Huanuni, Colquiri y Llallagua. Un dato llamativo es la victoria mayoritaria del voto nulo en el municipio de Colcapirhua, hasta ahora considerada una plaza electoral oficialista.

Según Radio Galaxia de Villazón, “los votos nulos y blancos son abrumadores, los candidatos tienen muy poco apoyo”. “En Quime los votos nulos y blancos han ganado de lejos”, informó Radio Quime. “Los votos nulos van ganando en la población de Challapata, los candidatos apenas tienen entre tres a 10 votos”, reportó radio Alternativa de Challapata.

La red de televisión ATB difundió hace poco resultados parciales en boca de urna de la elección de magistrados al Tribunal Supremo de Justicia. Según ese recuento, el voto nulo oscilaría entre el 46 y 51 por ciento en los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Tarija.