El director ejecutivo de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (ADEMAF) Juan Ramón Quintana denunció que “detrás de la marcha indígena está una afrenta en contra de la democracia y la intención para derrocar al Presidente Evo Morales”. Los indígenas planean hacer fracasar las elecciones judiciales el 16 de octubre y pretenden convocar a un referendum revocatorio del Presidente y Vicepresidente, dijo Morales.


El director de la ADEMAF condenó la nueva conspiración y acusó a los medios de comunicación de callar “la afrenta contra la democracia y los afanes para derrocar al presidente. En su opinión, esos hechos deben constituirse en la punta del ovillo para la investigación que realizará una Comisión Especial de Alto Nivel que indagará la verdad de lo sucedido el pasado domingo en Puente San Lorenzo, a tres kilómetros de Yucumo, informó la agencia ABI.

Quintana señaló que la prueba clara está en las afirmaciones del ex viceministro de Tierras Alejandro Almaraz, que desnuda lo que está detrás del conflicto y de la marcha indígena que rechaza la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Almaraz dijo que el pueblo “derrotará al gobierno dictador”. Para el director Ejecutivo de ADEMAF, “en una sociedad democrática donde interviene el Ministerio Público para una investigación, Almaraz debe ser puesto ante un juez para explicar la razón por la cual se atrevió a desafiar a un régimen democrático, a las leyes y al Estado de Derecho”. A su juicio, que un ciudadano diga “vamos a tumbar al presidente Evo Morales, significa el desafío más temerario contra un régimen democrático y una afrenta al voto mayoritario del pueblo boliviano expresado en varias consultas electorales”.

En un acto con sus bases campesinas en Cochabamba, el Presidente Morales reveló que “un compañero” le dijo “que esa marcha desde el primer momento estaba orientada para perjudicar y para hacer fracasar la elección del 16 de octubre… Yo recién me estoy dando cuenta, la derecha y los opositores crean conflictos. Todos son ‘tipnistas, tipnólogos‘ y comentan sin saber cualquier cosa. El plan había sido perjudicar la elección del órgano judicial, después llegar a La Paz los marchistas los días de la elección y como hay sentimiento de respaldar la marcha, pedir otra vez revocatorio al Presidente y Vicepresidente, algunos dirigentes ya empezaron a panfletear en algunos departamentos”. 

“Quienes se oponen a la construcción del camino entre Beni y Cochabamba son enemigos de la población que vive en el territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)”, reiteró el viernes Evo Morales.

Señaló que, frente a la embestida de grupos de oposición que utilizan a los pueblos indígenas del oriente para evitar la construcción de obras de desarrollo, “Es necesario reflexionar, fortalecer la unidad y la organización y, si es necesario, movilizarse para defender el proceso de cambio y las transformaciones estructurales”.

Con datos de ABI.