Señor Stephen Joseph Harper, Primer Ministro de Canadá: La COLECTIVA DE MUJERES HONDUREÑAS (CODEMUH) de manera sistemática e ininterrumpida ha informado a los gobiernos y sus instancias responsables de vigilar el cumplimiento de la legislación en materia laboral en Honduras; a organizaciones de los movimientos sociales nacionales e internacionales; a los sistemas de protección de los derechos humanos; y a la Fair Labour Asociation FLA, sobre la precaria situación que enfrentan las trabajadoras y trabajadores de la industria maquiladora en Honduras, de las violaciones a los derechos humanos laborales y los daños a la salud de las trabajadoras y los trabajadores que provoca la actividad laboral que ejecutan, especialmente de la empresa GILDAN ACTIVEWEAR empresa transnacional de capital Canadiense.

De manera responsable y haciendo uso de los canales legales adecuados hemos acudido ante las instancias de administración de justicia nacionales e internacionales, tanto en el sistema universal como interamericano, hemos investigado, documentado, informado, socializado, sensibilizado y presentando propuestas para que las instancias responsables de aplicar justicia implementen acciones de vigilancia, atención, prevención para una tutela efectiva y que asegure los derechos humanos-laborales de la población trabajadora. Además hemos puesto en conocimiento de estas instancias que GILDAN ACTIVEWEAR

TM

violenta la Constitución de la Republica y demás leyes en materia laboral al implementar extensas jornadas de trabajo y un sistema de cuotas de producción inalcanzables.

Señor Primer Ministro Harper, GILDAN ACTIVEWEAR constantemente ha sido denunciada, entre otras, por tener políticas anti organización sindical, ejemplo: Gildan El Progreso en Honduras cerró en el 2004 para evitar la notificación de un sindicato; y recientemente en República Dominica está denunciada por esas mismas políticas en las Fedotrazonas. También por violentarle otros derechos humanos-laborales de las trabajadoras y de los trabajadores, como es el derecho a vivir libre de violencia, el derecho al trabajo, a la salud y la vida.

Actualmente GILDAN ACTIVEWEAR contraviniendo la norma legal en materia de trabajo, a los tratados y convenios internacionales que protegen el trabajo y la salud ocupacional, implementa en sus fábricas jornadas de trabajo denominada 4×4, en la cual las obreras trabajan por 4 días de manera ininterrumpida once horas con treinta minutos (11:30 hrs), bajo este sistema es común que durante sus días de descanso las obreras(os) realicen horas extras de hasta 2 días o 2 noches, esto significa que se convierte en una jornada de trabajo de hasta 69 horas semanales en base a un salario de Un mil Setecientos Lempiras semanales equivalentes a $US 89.99 en pago.

Las cuotas o metas de producción impuestas por GILDAN ACTIVEWEAR son de las más elevadas de la industria maquiladora en Honduras, las obreras para devengar $US 89.99 semanalmente deben hacer diariamente 550 docenas, exponiéndoles a posturas forzadas y a la realización de hasta 40.000 movimientos repetitivos de las articulaciones, tendones, y músculos provocándoles los llamados Trastornos Músculo Esqueléticos Ocupacionales, TMEO, esto también deja claro los niveles de explotación al que someten a las obreras de estos países empobrecidos para luego reportar que han elevado sus ventas en el ejercicio fiscal correspondiente al 2011. En Honduras no pagan impuestos porque están exentas, entonces resulta absurdo cuando leemos que una empresa con esos niveles de explotación laboral, GILDAN ACTIVEWEAR, ha sido galardonada como una de las 50 mejores corporaciones canadienses y una de las 20 empresas más responsables.

A raíz de esta problemática, trabajadoras y trabajadores de GILDAN ACTIVEWEAR miembras de CODEMUH han presentado propuestas y han solicitaron a las autoridades nacionales de la Secretaría del Trabajo y Seguridad Social una inspección y evaluación ergonómica de las plantas textileras y de confección de ropa.- La CODEMUH también presentó informes temáticos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH-OEA, a la Relatoría Especial sobre el Derecho de toda Persona al Disfrute del más Alto Nivel Posible de Salud Física y Mental de las Naciones Unidas. También presentamos una Queja ante la Fair Labour Asociation denunciando las peligrosas condiciones de seguridad, higiene, disergonómicas y de organización del trabajo, los bajos salarios, el no pago de horas extras y de otras prestaciones, así como la discriminación y el acoso laboral.

CODEMUH ha recibido denuncias de más de 100 trabajadoras de GILDAN ACTIVEWEAR de este grupo 20 trabajadoras cuentan con dictámenes de reubicación de puesto de trabajo que recomiendan el cese de los movimientos repetitivos de hombros, del levantamiento de los brazos por encima del nivel de ambos hombros, alternar posturas de pie y sentada, y la realización de ejercicios cada 2 horas. También 15 trabajadoras tienen Dictámenes de Calificación de Riesgos Ocupacionales con el otorgamiento de porcentaje de Incapacidad Parcial Permanente por enfermedad profesional, todas por padecer de TMEO. Estos dictámenes han sido emitidos por el Instituto Hondureño de Seguridad Social. Esto hace evidente que las condiciones y su sistema de organización del trabajo provoca daños a la salud, especialmente lo relacionado con la duración de la jornada de trabajo y su sistema de cuotas o metas de producción.

Por lo anteriormente expuesto y considerando que su presencia en Honduras, señor Primer Ministro se debe a la suscripción del Tratado Bilateral de Libre Comercio entre Honduras y Canadá planteamos lo siguiente:

Los Tratados de libre Comercio, TLC que Honduras ha firmado con países llamados “del primer mundo o desarrollados” especialmente con países de Norteamérica solamente ha traído mayores niveles de discriminación, explotación laboral, accidentes y enfermedades profesionales así como el empobrecimiento de la población trabajadora, especialmente de las mujeres jóvenes.
La firma de los TLC están pensados y diseñados fundamentalmente para que las empresas transnacionales, ENT y sus marcas registradas exploten a la población trabajadora y tengan fabulosas ganancias, olvidándose totalmente que para obtener la producción y sus utilidades, hay personas, mujeres y hombres que exponen sus vidas y que existen leyes en materia laboral y sobre derechos humanos que deben ser respetadas.

Le demandamos que de manera pronta solicite a GILDAN ACTIVEWEAR un informe sobre las condiciones de los derechos humanos laborales de las mujeres y hombres que trabajan para sus empresas ubicadas en Honduras; y que el gobierno canadiense mantenga vigilancia sobre las condiciones de trabajo de la población trabajadora que laboran para las transnacionales canadienses y que les exija cumplir con las leyes nacionales, convenios y tratados internacionales en materia de derechos humanos-laborales y con su responsabilidad social empresarial. Y que realice estudios ergonómicos de los puestos de trabajo con participación activa de la población trabajadora y de las organizaciones con experiencia en el tema como CODEMUH, con el objetivo de corregir las deficiencias.

Tomando en cuenta que a Honduras la suscripción de los TLC le ha significado mayores niveles explotación, de violación a los derechos humanos-laborales, perdida fuentes de trabajo, mayores riesgos laborales, profundización del empobrecimiento, entre otros problemas: Denunciamos y condenamos que Honduras sin hacer un estudio del impacto que ha provoca el Cafta-RD proceda a la ratificación de un Tratado Bilateral de Libre de Comercio con Canadá.

¡Empleo SI, PERO CON DIGNIDAD!