Beijing, (ABI y agencias).- Los gobiernos de Bolivia y China suscribieron este miércoles un acuerdo de cooperación espacial para la construcción del Satélite Tupac Katari. Por otro lado, autoridades bolivianas y ejecutivos de la empresa China International Trust and Investiment Corporation (Citic) acordaron realizar trabajos de exploración de yacimientos de litio en el salar de Coipasa.

El director de la Agencia Boliviana Espacial Iván Zambrana, en representación del gobierno de Bolivia, firmó un convenio de cooperación bilateral con el gerente general de la Agencia Nacional de Actividades Espaciales de China (CASC) Ma Xingrui, el cual posibilitará acelerar el trabajo de construcción del satélite Tupac Katari.

El Presidente de Evo Morales y sus ministros de Planificación Viviana Caro, de Economía Luis Arce, de Comunicación Iván Canelas presenciaron la firma del acuerdo en las oficinas de la Academia Espacial de Tecnologia, en Beijing.

Morales recordó que el proyecto se inició hace dos años, cuando tuvo la oportunidad de reunirse con el Presidente de China, y resaltó que la primera vez que se firmó el acuerdo, el 13 de diciembre de 2010 en La Paz, marcó un hito histórico porque Bolivia contará con un satélite de comunicaciones, dos estaciones terrestres y trasmisión de tecnología, entre otros.

El Mandatario dijo que la construcción y puesta en órbita del satélite Tupac Katari posibilitará que los sectores más olvidados tengan acceso a la comunicación en igualdad de condiciones. Por su parte, la ministra de Planificación Viviana Caro sostuvo que uno de los objetivos del acuerdo suscrito es lograr un gran salto tecnológico y un mayor desarrollo de la comunicación e información.

El gerente general de CASC Ma Xingrui afirmó que ambos países comparten intereses comunes y calificó de “muy importante” la construcción del satélite Tupac Katari. El director Ejecutivo del Comité de Cooperación Internacional Hu Yafeng afirmó que se abre un nuevo capítulo en la cooperación espacial de ambos países, sobre todo por la trasmisión de conocimientos.

El satélite Tupac Katari usará la plataforma satelital DFH-4 diseñada por la Academia de Tecnología Espacial de China. Será lanzado por el vehículo denominado LM-3B/E también fabricado en este país.

Con el satélite, los servicios de teléfonos fijos, móvil e internet serán accesibles en todo el país, incluyendo regiones montañosas, aisladas y fronterizas. Las radioemisoras y televisoras del país podrán cubrir todo el territorio y toda la población, y los telepuertos satelitales posibilitarán conexiones de información, entre Bolivia y el resto del mundo.

Morales aprovecha su visita a China para buscar nuevas inversiones en las industrias del hierro, litio, gas y petróleo, con el objetivo de modificar la condición de Bolivia como exportador de materias primas y avanzar hacia la industrialización.

En ese marco, Bolivia y China suscribieron un acuerdo con el propósito de realizar trabajos de exploración del litio en el salar de Coipasa. Los salares andinos de Uyuni y Coipasa contienen una reserva de 100 millones de toneladas métricas de litio, 70% de la reserva mundial del mineral no pesado, altamente demandado por la industria automotriz.

El acuerdo fue suscrito por la ministra de Planificación Viviana Caro y por autoridades de la empresa China International Trust and Investiment Corporation (Citic). El representante de Citic Chang Zhen Ming dijo que “Bolivia es un país rico en recursos naturales y nuestro grupo desea establecer una cooperación a largo plazo con el país de Sudamérica y explorar los recursos de los salares bolivianos”.

El Presidente Morales explicó que Bolivia buscó aliados de países que no sólo tienen interés en nuestros recursos naturales, sino “que tengan afinidad política e ideológica”. En ese sentido, Citic “sería un gran aliado nuestro, no sólo para trabajar en el litio, sino también en potasio” porque es una empresa estatal. “Esperamos que este primer acuerdo nos permita, en el menor tiempo posible, desarrollarnos rápidamente en beneficio de ambos países”, comentó Morales.

La empresa china, respetando la legislación boliviana, se encargará de las investigaciones, prospecciones y de la valoración de las reservas del salar de Coipasa a riesgo y cuenta propia, y con el compromiso de compartir los resultados con la parte boliviana.

Una vez que se obtenga los resultados de exploración, si la reserva puede satisfacer los requerimientos de una producción a nivel industrial, la parte china presentará un plan para invertir los recursos necesarios para el desarrollo y producción.

El acuerdo señala también que en el marco de la filosofía del Vivir Bien, la empresa binacional considerará programas de desarrollo socioeconómico de los habitantes locales. Para facilitar la ejecución del acuerdo, la parte china instalará y pondrá en funcionamiento una oficina de representación en 45 días en la ciudad de La Paz y oficinas de enlace en Oruro y Coipasa.

El Mandatario se reunirá el 12 de agosto con su homólogo Hu Jintao, y este jueves será recibido por el primer ministro Wen Jiabao y por el presidente de la Asamblea Nacional Popular Wu Bangguo.