En la ciudad de La Paz, en fecha 26 de julio de 2011 en los salones del Aditorium situado en la calle Fernando Guachalla Nº 421, entre 20 de octubre y Sanchez Lima reunido con el objetivo de socializar la “Ley de Revolucion Productiva Comunitaria y Agropecuaria” a las Naciones Originarias, Pueblos indígenas comunidades campesinas y comunidades interculturales y población civil, para el análisis y definición de estrategias políticas agrarias a favor de la soberanía alimentaria.

Reunidos por mandato de consejo de consejo de CONAMAQ se hicieron presentes: Consejo de Gobierno del CONAMAQ en Pleno los Suyus Jach´a Karangas, Jatun Killakas asanajaqis, Charcas Qhara Qhara, CAOP, Qhara Qhara Suyu, Ayllus de Cochabamba, Jach´a Pakajaqi, Urus, Suras, Kallawayas, Qollas Chuwis, Chichas, Yapacani, Yamparas, Qhapak Umasuyu, Lerecajas y Pueblo Afroboliviano y las instituciones, Brigada Internacional del Movimiento Sin Tierra Brasil, MST Movimiento Sin Tierra Bolivia, CIRABO, AOPEB,KANDIR La Última Trinchera, FENATRAHOB, Asociacion Nacional de Chefs, Colectivos ciudadanos y diferentes instituciones.

CONSIDERANDO:

Las Naciones Originarias pueblos indígenas milenarios, con instituciones políticas, económicas propias sustentadas con principios, valores y códigos naturales cósmicos que han permitido convivir en armonía, con equilibrio y en complementariedad con las bondades y con todos los sistemas de vida del planeta tierra

En contraposición a la visión indígena originaria del mundo en el occidente emerge la visión Euro céntrica centrada en el concepto de que el hombre es el dueño y amo del mundo y promueven una economía capitalista exclusivamente extractivista

La política económica extractivista a hecho que todas las bondades de la madre tierra tengan el carácter mercantil misma promovida por las transnacionales ocasionando la crisis alimentaria, crisis energética, contaminación hídrica, contaminación del Aire el cambio climático la degradación de la Madre Tierra Pachamama.

Ante la crisis global, las transnacionales crearon empresas agroindustriales para producir y comercializar elementos tóxicos, agroquímicos, agro combustibles y promovieron la manipulación de genes en laboratorios de universidades de Norte América (productos genéticamente modificados) a titulo de dar seguridad alimentaria sin precaución alguna de producir grandes efectos de impactos ambientales y a la salud de la humanidad todo con la finalidad de generar más ganancias y consolidar el poder político en el mundo.

Bolivia es un país mega diverso centro de origen de muchos cultivos alta diversidad flora fauna microorganismos genes conocimientos y tecnologías ancestrales.

En fecha 19 de junio de 2011 se promulga la Ley Nº 144 Revolución productiva Comunitaria y agropecuario sin embargo los Artículos 15 n 3 y 19 n,5 y la disposición transitoria tercero a causado profunda consternación en la sociedad en su conjunta porque estos referidos artículos están direccionadas a promover y consolidar la agricultura convencional con enfoque pro transgénico (organismos genéticamente modificados) beneficiando solo a los transnacionales que hacen un negocio millonario de los alimentos asimismo profundiza y consolida el modelo agroindustrial de exportación y de monocultivo, del mismo modo implica la ampliación de las fronteras agrícolas, destruyendo bosques que no son aptos para la agricultura y que son fuente de biodiversidad de nuestros pueblo, además de la desertificación la madre tierra.

Esta política adoptada por el gobierno ocasionará la perdida de nuestra biodiversidad y de las semillas nativas y las empresas se adueñaran nuestras semillas para modificarlas y nos impondrán la utilización de transgénicos y sed contaminara la fauna y flora, asimismo los agroquímicos utilizados para la producción de alimentos como el glifosato contaminaran el agua el aire y atentaran la vida de todos los sistemas de vida de la madre tierra.

Además esta Ley no ha tomado en cuenta en el marco de los principios estándares internacionales de manera histórica fue omitido el principio de precuatoriedad.

Estas normas jurídicas afectan abierta y flagrantemente a todo el sistema económico propia de las naciones originarias y pueblos indígenas de Bolivia. Porque viola al derecho a la libre determinación, a la autonomía y nos pone en gran riesgo a convertirse en servilismo de las empresas multinacionales del mundo.

Además los referidos artículos son ilícitas ilegitimas e inconstitucionales porque no fue consultada por el Estado conforme obliga el Art 30 n 15 asimismo contradicen objetivamente al artículo 255 n 8 de la Ley fundamental del Estado Plurinacional de Bolivia, por consiguiente son nulos de pleno Derecho.

POR TANTO LA CUMBRE NACIONAL E INTERNACIONAL RESUELVE

Reafirmamos de manera vehemente que el centro del mundo es el cosmos y el hombre, nosotros somos parte del cosmos por tanto dependemos de ella. Por ello estamos dispuesto a dar nuestra vida por nuestra madre tierra (muerte al capitalismo o la madre tierra).
Exigimos de manera categórica y contundentemente la inmediata abrogación del Art. 15.n 3 y del Art.. 19 n 5 de la Ley revolución productiva comunitaria productiva y debe establecer legalmente la prohibición de importación, comercialización y producción de transgénicos así mismo incluir de un artículo que determinar la fuente en la escala adecuada para el respaldo de la Ley incluyendo el uso de reservas Internacional.
Exigimos y requerimos a los Asambleístas identificados con las mayorías nacionales promover un proyecto de Ley Corta modificatoria para derogar de forma inmediata y definitiva del Art. 409 de la CPE. Vigente
Invitamos abiertamente a todos las organizaciones sociales del campo y de la ciudad a sumarse a la resistencia, reivindicación y defensa inclaudicable de nuestra vida y del planeta tierra.
Exigimos a los asambleístas velar proteger cuidar la vida de la madre tierra , la salud humana y no a las empresas transnacionales.
Todos las personas de la sociedad civil y organizaciones del campo y de la ciudad tenemos hoy la histórica responsabilidad obligación y deber de informar a todos los bolivianos y bolivianas de todos los rincones del Estado Plurinacional de Bolivia sobre los efectos y consecuencias de la importación de productos tóxicos, agroquímicos y transgénicos,
Las naciones originarias y pueblos indígenas ratificamos y reafirmamos que somos la reserva moral somos la reserva natural y nos declaramos en permanente resistencia para proteger el desarrollo sustentable, sostenible y consolidar el consumo de alimentos ecológicos,
Nos declaramos en estado de emergencia y convocamos a todos para conformar la gran MINKA para construir estrategias de resistencia y se convierta la vanguardia de lucha contra los transgénicos inclusive a efectos de recurrir a instancias internaciones hasta hacer prevalecer nuestro derechos, ganados y consagrados con sangre y luto.
Exigimos al Gobierno respetar la vida del área protegida del TIPNIS y nos sumamos al pedido de que se efectúe la consulta previa libre e informado para lograr acuerdos y consentimiento previo.
Declaramos contundentemente la no mercantilización de la biodiversidad.
Rechazamos categóricamente todo tipo de latifundio en Bolivia Que muera el capitalismo y que viva la armonía el equilibrio y la complementariedad de los sistemas de vida para alcanzar el Ajayu del Sumaj Kawsay, el buen vivir, el Suma Qamaña.
No se descarta iniciar acciones legales pertinentes a instancias correspondientes, asimismo no descartamos la exigencia ante el Tribunal Electoral Plurinacional la convocatoria a un referéndum nacional sobre los transgénicos.

Los territorio de las naciones originarias libres de transgénicos con soberanía alimentaria hasta consolidad el verdadero proceso de cambio.

La Paz 26 de julio de 2011