(ABI).- Los 14 efectivos de la Fuerzas Armadas detenidos el viernes en la madrugada en territorio chileno por la fuerza de carabineros de ese país retornaron el domingo a Bolivia y se encuentran en el cuartel Huachacalla, confirmaron a la ABI fuentes del Ministerio de Defensa.

El responsable de Comunicación del Ministerio de Defensa, José Luis Tarquino, dijo que el subteniente de la patrulla, cuyo nombre está en reserva, habló por teléfono con la ministra Cecilia Chacón para hacerle conocer la situación de los efectivos. “Estamos bien, con la moral alta y dispuestos a seguir prestando nuestros servicios a Bolivia”, dijo el oficial.

La patrulla estaba conformada por un subteniente, un sargento y 12 soldados, quienes fueron detenidos el viernes a las 02.00 de la madrugada en territorio chileno cuando procedían a las tareas de control del contrabando de vehículos que intentaban ingresar en forma ilegal a Bolivia.

Los efectivos fueron liberados poco después del mediodía del domingo en Colchane y pasaron al territorio nacional donde eran esperados por sus camaradas para trasladaron en vehículos militares a Pisiga y posteriormente al cuartel 27 de Huachacalla.

En Tarapacá, el fiscal chileno Manuel Guerra dijo que se dispuso la libertad a los militares bolivianos porque “no se demostró que cometieron robo de vehículos con intimidación”. El Ministerio Público del vecino país tampoco abrió una investigación por porte ilegal de armas.

La ministra de Defensa Cecilia Chacón expresó al comandante de la patrulla que las Fuerzas Armadas respaldan a los efectivos por su trabajo sacrificado para luchar contra el contrabando a través del denominado Plan Cerrojo. Señaló que ingresaron a territorio chileno en forma involuntaria, una vez que en la zona no existe una demarcación clara de los límites. En ese momento se toparon con carabineros de Chile.

La Ministra dijo que este domingo se realizó la audiencia convocada por la justicia chilena para analizar la “denuncia” de los contrabandistas de vehículos que acusaron a los militares de haberles “robado” dos motorizados que intentaban introducir ilegalmente a Bolivia. “Fui informada que esa acusación ha sido desestimada por la justicia chilena porque carece de veracidad, por lo que se dispuso la liberación de los 14 efectivos militares”, dijo.