Para muchos las Reservas Internacionales son para pagar la Deuda Pública (compuesta de la Interna y Externa). Una cosa es la DP y otra las RI’s. La DP solo puede crecer hasta un determinado porcentaje de las RI’s, normalmente aceptado internacionalmente. Si sobrepasa, Bolivia entra en default, lo que está lejos de suceder los próximos años, salvo una catástrofe o que el déficit fiscal aumente de tal manera, que no lo puedan controlar (gastos corrientes crecientes del sector público, presiones salariales de una COB obligada a bajar la cabeza en épocas dictatoriales y exigir ajustes salariales en las democráticas, inversiones públicas que no generan riquezas, etc.). Por eso la calificación de Bolivia está en B plus estable.

Antes era el oro el que respaldaba el valor de una moneda en circulación. Luego el Producto Interno Bruto. Como Bolivia no tiene un PIB importante, aunque en los últimos años subió considerablemente, su moneda en circulación debe ser respaldada por Moneda Extranjera, como dólares estadounidenses, euros, etc. y también oro. Nadie aceptaría bolivianos por más revaluados, si no están respaldados con RI’s, especialmente los importadores, porque nuestra moneda no es transable internacionalmente. La mayor parte de la industria boliviana depende de un 70% promedio de productos importados. En algunas sólo el agua no es importada.

Lo que el Estado tiene como DP puede provenir de dos o más fuentes. Primero, que tiene más egresos que ingresos: Presupuesto desequilibrado. También que necesita invertir en obras públicas endeudándose para tal efecto, sobre la base de las disponibilidades que tendrá entre la diferencia de ingresos y egresos en un proyectado. Es como cuando se quiere construir una casa, generalmente uno se presta sobre un proyectado de ingresos menos egresos, que se calcula tenerlo durante x años.

Evidentemente si Bolivia tiene continuamente más egresos que ingresos, nadie le prestará, lo que no sucede actualmente, porque, p.e., la CAF le presta para obras camineras y otras. Si no existiera una proyección aceptable de ingresos/egresos, es decir si la economía boliviana fuera deficitaria varios años continuos o se estimará que lo será muy próximamente, la CAF no le prestaría. Tampoco Bolivia sería sujeto de crédito y su calificación internacional bajaría, desacreditándola más que por la falta de seguridad jurídica para las inversiones extranjeras.

Donde existe la relación entre RI y DP, es cuando la CAF analiza la disponibilidad de RI’s para el pago de cuotas por los vencimientos de sus préstamos, lo que exige que debe existir Moneda Extranjera aceptable internacionalmente. No le interesan bolivianos, sino están respaldados para su cambio a dólares estadounidenses, la moneda en la que la CAF presta a Bolivia. Por lo que las RI’s no son para pagar la DP, sino para respaldar la circulación de bolivianos y mantener una relación de índices internacionalmente aceptables.