(ABI y agencias).- La ofensiva de Bolivia por lograr un acceso soberano y útil al mar y la demanda que tiene prevista presentar el canciller David Choquehuanca contra Chile en la Asamblea General de la OEA del 7 de junio, llevaron al gobierno chileno a impulsar un lobby internacional para explicar su postura, señala el diario La Tercera.

En su publicación de la fecha, anota que el propio presidente Sebastián Piñera encabezará algunas de estas gestiones y ya concretó un encuentro con la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández. Agrega que Piñera y Fernández coincidirán en Roma esta semana a los actos de celebración de los 150 años de la reunificación italiana.

Fuentes de Palacio de La Moneda señalaron que en la reunión con la Presidenta de Argentina, Piñera expondrá la postura chilena respecto del carácter bilateral de la demanda boliviana.

El encuentro con Fernández será el primero de una serie de citas similares que se están gestionando, dice La Tercera. El canciller interino Andrés Allamand dijo el lunes que “los organismos multilaterales no tienen competencia para inmiscuirse en una materia bilateral”.

Según el informe, la posición de Bolivia ante la OEA preocupa a la diplomacia chilena ante el temor de que ese organismo interamericano apruebe una nueva resolución de respaldo a los planteamientos bolivianos.

En 1979, la OEA emitió un primer pronunciamiento en la que instó a Chile a dialogar con Bolivia para buscar soluciones a la mediterraneidad en un marco de diálogo, al considerar que la continuidad de este problema hemisférico pone en riesgo la paz y la convivencia en la región.

NR.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció el pasado 23 de marzo, en el acto oficial de recordación del Día del Mar, que el Gobierno presentará una demanda ante la justicia internacional para solucionar la mediterraneidad nacional que se extiende 132 años.

Dijo que ello no significa que Bolivia abandone la política del diálogo con Chile para solucionar la controversia originada en una guerra territorial en 1879, en la que Bolivia perdió su acceso soberano al Pacífico.

Desde el año 2006, los gobiernos de La Paz y de Santiago han reavivado sus acercamientos en procura de solucionar sus divergencias y elaboraron una agenda de 13 puntos para dialogar, entre los temas estaba incluido el problema marítimo.

Sin embargo, después de poco más de cinco años y sin lograr que Chile presente propuestas concretas que den viabilidad a la demanda boliviana, el presidente Morales dijo que el asunto debe ser tratado en tribunales internacionales de justicia. Sin embargo aclaró que ello no significa que Bolivia deje la mesa de diálogo bilateral.

El director de la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra, afirmó que el canciller David Choquehuanca planteará la posición de Bolivia al respecto en la próxima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a celebrarse la primera semana de junio en El Salvador.

Ese anuncio ha provocado preocupación en ámbitos diplomáticos chilenos y hasta declaraciones fuera de tono de Ministros de Estado que dijeron que Chile tiene unas Fuerzas Armadas preparadas para hacer respetar los Tratados.

En forma paralela, el canciller chileno, Alfredo Moreno, se trasladó a Paris, Francia, para reunirse con los abogados que representan a Chile en el litigio marítimo en la Corte Internacional de La Haya.

Trascendió que en forma paralela, Moreno abordó con los juristas el anuncio de Bolivia de presentar una demanda internacional contra Chile ante La Haya.