(AVN, Aporrea y PL).- El gobierno de Estados Unidos impuso sanciones contra PDVSA por hacer negocios con Irán. “Imperialistas váyanse al carajo, aquí no nos importan sus sanciones”, respondió el ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo y presidente de la petrolera de Venezuela Rafael Ramírez.

El gobierno de Estados Unidos impuso el martes sanciones a siete empresas extranjeras, entre ellas la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y una firma naviera israelí, por mantener negocios con Irán, que según Washington han contribuido al desarrollo del polémico programa nuclear iraní.

“Afrontarán graves consecuencias las partes que persistan en la irresponsabilidad de apoyar al sector energético de Irán y que contribuyan a las acciones de ese país para evadir las sanciones de Estados Unidos”, dijo el subsecretario de Estado James Steinberg.

A Pdvsa la acusa de entregar “al menos dos cargamentos” de un producto que mezclado con el petróleo mejora la calidad de la gasolina, lo cual Venezuela negó en varias oportunidades. Steinberg anunció sanciones adicionales para firmas de China, Siria, y Bielorrusia por actividades de proliferación nuclear que involucraron tanto a Irán como a Corea Democrática.

La corresponsal de teleSUR en Washington Andrea Arenas informó que las sanciones no habían sido muy claramente establecidas, pero si se podía decir que prohíben participar en contratos gubernamentales con Estados Unidos, más con las empresas privadas y comprar cualquier tipo de armamentos a la nación norteamericana por un periodo de dos años.

“El Gobierno Bolivariano manifiesta su más contundente repudio a esa decisión por constituir una acción hostil situada al margen del derecho internacional” y de los principios de la carta de Naciones Unidas, se pronunció la Cancillería de Venezuela en un comunicado.

Venezuela tiene las condiciones económicas y éticas para defender a su industria petrolera de ese intento de sanciones y ya se están estudiando todas las posibilidades para hacer la correspondiente denuncia ante los organismos internacionales toda vez que las pretendidas sanciones violan la carta de la ONU, declaró el canciller de Venezuela Nicolás Maduro.

El grupo venezolano del Parlamento Latinoamericano afirmó este miércoles en un comunicado que el país es libre de decidir con qué estados o fuerzas extranjeras establece relaciones de amistad, comercio o acuerdos de integración. “Es algo inaceptable para las mujeres y hombres que habitan en la República Bolivariana de Venezuela dado que constituye una flagrante violación de nuestra Carta Magna que en sus principios fundamentales nos declara como irrevocablemente libres”, aseveraron los diputados.

De igual manera, el Parlamento Amazónico Internacional se sumó al rechazo de las medidas punitivas de la Casa Blanca y convocó a una sesión especial el viernes para debatir el caso y adoptar una resolución. Según el presidente de esa entidad, Jesús Graterol, el documento fustigará todo tipo de acciones foráneas que amenacen la independencia política y económica de cualquier país miembro del Amazonas. Esa institución legislativa está integrada por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Suriname y Venezuela.

“El imperialismo no va a decidir quiénes son los países amigos de Venezuela, eso lo decide el Gobierno de Venezuela”, reafirmó Ramírez ante miles de trabajadores de PDVSA, concentrados en el Complejo de José, en el estado Anzoátegui, en apoyo a la industria y a la soberanía de Venezuela.

“Imperialistas váyanse al carajo, aquí no nos importan sus sanciones. A nosotros nadie nos va a imponer la manera de actuar, nosotros somos hijos de El Libertador Simón Bolívar, nuestro país es heredero de las glorias de los libertadores de América. Se volvieron a equivocar señores del imperialismo, se volvió a equivocar el Gobierno de los Estados Unidos con nuestro Gobierno”, exclamó el Ministro.

Ramírez ratificó que Venezuela seguirá fomentando la unidad con países petroleros y con todas la naciones hermanas del mundo. Con respecto a la reacción de algunos sectores de oposición en el país, señaló que “están incurriendo en traición a la patria, se están aliando con una potencia extranjera””.

Exhortó a todos los miembros de la industria petrolera a estar en movilización y alertas ante cualquier agresión imperialista; “no es en vano los ataques del imperialismo a otras naciones con petróleo como ha sucedido en Libia, ellos no podrán hacer lo mismo con nosotros”, advirtió.

Miles de personas protagonizan hoy una jornada nacional de repudio a las sanciones anunciadas por Estados Unidos contra PDVSA. Trabajadores del sector energético en estados como Zulia, Anzoátegui, Monagas y Carabobo, enre otros, tomaron las principales calles de esas demarcaciones para rechazar las medidas de Washington y mostrar su respaldo a la soberanía del país suramericano.

Para los participantes en esas concentraciones, la acción norteamericana constituye una nueva manifestación de injerencia en los asuntos internos de Caracas y demuestra el claro interés de apoderarse del petróleo nacional. Consideraron que las sanciones son una agresión a Venezuela y reiteraron su apoyo a la política exterior del Gobierno y al derecho de establecer vínculos con cualquier nación del planeta.

El presidente Hugo Chávez saludó vía twitter las manifestaciones de la clase obrera en defensa de Pdvsa y la autonomía nacional. “Bravo por los trabajadores de Pdvsa!! Desde mi trinchera, vaya mi saludo solidario y mi palabra de aliento a todos! Venezuela se RESPETA!,” escribió el jefe de Estado en su cuenta de la red social.