Los votos de las diásporas de Perú y Ecuador

Isaac Bigio

mayo 20, 2011Publicado el: 5 min. + -

Recientemente estos dos vecinos han tenido elecciones. El Perú tuvo elecciones generales el 10 de Abril (cuya segunda vuelta presidencial será el 5 de junio) y el Ecuador un referendo y consulta popular el 7 de Mayo. En esta nota examinaremos cómo se ha dado dichas votaciones en el exterior.

En los consulados peruanos hay inscritos más de 750,000 electores y en los ecuatorianos más de 200,000. En el primer turno más de 400,000 peruanos del exterior sufragaron, lo que implica más del 50%, una cifra posiblemente récord a nivel de todos los electores expatriados del mundo.

En cambio, solo poco más de la cuarta parte de los ecuatorianos expatriados fue a las urnas. Ello en parte se debe a que solo en la última década se han abierto procesos electorales de ese país en el exterior y a que los comicios no eran generales.

Ambas diásporas, si bien se acrecentaron durante las crisis económicas y políticas que pasaron los Andes a fines del siglo XX, tendieron a asentarse en distintos países. Más de la mitad de los expatriados ecuatorianos vive en España y luego le sigue otros países de Europa y EEUU. En cambio, los peruanos del exterior están dispersos en todo el globo: desde en las economías emergentes sudamericanas hasta el Japón, aunque su mayor núcleo está en Norteamérica.

En ambos procesos el número de votos en blanco y nulo fue cercano al doble del promedio nacional, aunque en el caso peruano la suma de ellos supera a la de cualquier candidato. Esto implica que ninguno de los bandos en disputa entusiasmó a sus respectivas diásporas.

Toledo, cuando fue presidente del Perú en 2001-2006 denominó a los Peruanos del exterior como el “Quinto Suyo” mientras que Correa designa a sus expatriados como “quinta región”.

El primer término se presta a equívocos pues el imperio inca (que abarcaba el grueso de Ecuador, Perú, Bolivia y partes de Colombia, Chile y Argentina) estaba dividido en 4 suyos de acuerdo a los 4 puntos cardinales. La idea de Toledo es que los incas del exterior deberían ser un ‘quinto suyo’. El problema es que gran parte de esos Peruanos del Exterior vive en los demás países donde fue el incario y que en ese término no se incluye a otras diásporas andinas.

Más apropiada parece ser el concepto que usa Correa pues el Ecuador está dividido en 4 regiones naturales (costa, sierra, Amazonía e islas Galápagos) y ese país realmente concibe a du diáspora como una quinta región con su propia representación parlamentaria.

La propuesta del “quinto suyo” creada por el anterior gobierno peruano tiene mucho de relación romántica (antes que de inter-relación) con su respectiva diáspora. El primer paso que los Peruanos del Exterior deberían dar para ser reconocidos como una región igual a las del resto del país es elegir a su propia representación congresal constituyéndose como la nueva o 26ava región.

La ‘quinta región’ ecuatoriana votó en su mayoría por el Sí a las propuestas de su gobierno. De hecho ésta ha tendido a respaldar a Correa, marcando una diferencia con las demás diásporas latinoamericanas que tienden a ser más distantes de la izquierda.

Es más, los expatriados han apoyado a Correa en estas elecciones más que la mayoría de las provincias de fuerte composición indígena, las mismas que usualmente se han inclinado más hacia la izquierda. Correa ha ido captando el apoyo de su diáspora pues él le ha dado a ésta el derecho a elegir directamente al 5% de su constituyente y de su parlamento, por que ha creado un ministerio para los migrantes y porque monta Casas Ecuatorianas donde se les da apoyo legal, cultural y social a su gente.

El presidente también ha creado una red de militantes en el exterior a quienes les ha dado la dirección de estas instituciones o de los consulados. Por el momento esto le ha venido dando réditos, aunque la oposición puede criticarles de “partidarizar” esos servicios que, según ésta, deberían ser designados mediante concurso o elección o trayendo diplomáticos de carrera.

El ‘quinto suyo’, que en las presidenciales pasadas fue la región que dio el mayor porcentaje de votos a favor de Alan García, esta vez solo dio un 3% de sus votos a los candidatos de su partido. (El APRA retiró su lista a la presidencia y los únicos votos que se sabe de cómo la diáspora votó fueron para el parlamento andino). El cuerpo diplomático del ex secretario general de Naciones Unidas, Pérez de Cuéllar, tiene un cuerpo diplomático con una significativa reputación profesional y un carácter más independiente. Si bien sus consulados se han ampliado, los peruanos del exterior siguen sin poder elegir a sus congresistas y sin tener ni siquiera un vice-ministerio o una red de Casas Peruanos que promuevan su cultura y les ayuden social y legalmente. Muchos de ellos tienen el sentimiento de que su república se interesa más en sus divisas o en las tasas altas que les gravan por trámites, antes que en tomarlos en cuenta.

Humala podría emular a su compañero ideológico Correa en cuanto a seguir las reformas que él ha hecho para la diáspora, pero no lo hace. Su rival Fujimori no plantea mayores novedades para ese sector. Debido a que ninguno de los finalistas peruanos tiene mucho que ofrecer a sus expatriados, por lo que no sería una sorpresa que nuevamente la mayoría de éstos no les respalden electoralmente.

Atrás