(ABI).- La empresa india Jindal Steel presentará nuevas boletas de garantía de 18 millones de dólares para inversión y de 600 mil dólares para la producción anticipada, y garantizó el cumplimiento del contrato de explotación del mega yacimiento de hierro del Mutún firmado en 2007.


En abril de 2010, el gobierno boliviano ejecutó boletas de garantía de la empresa india por incumplimiento al contrato de riesgo compartido que firmó con la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM). El Ministerio de Minería y Metalurgia convocó a los ejecutivos de Jindal para buscar alternativas de solución al incumplimiento del contrato de explotación del gigantesco yacimiento de hierro del Mutún, por recomendación de la Asamblea Legislativa Plurinacional. 

Después de una reunión entre los ejecutivos de Jindal y las autoridades del Ministerio de Minería y de la ESM celebrada este martes, el representante de la transnacional mostró las nuevas boletas que dijo serán entregadas por los conductos que estipula el contrato al gobierno boliviano. A través de un intérprete, dijo que ese tema “ha sido resuelto” y aseguró que hasta la fecha se cumplió el compromiso de inversión de 120 millones de dólares en los primeros seis meses del año.

“Le explicamos los detalles al Ministro y hace algunos días enviamos una nota de prensa, hemos firmado un contrato por 138 millones de dólares con la firma Midrex para la (construcción) de una planta de DRI (de Reducción Directa) y esa planta es una planta histórica porque va a ser la planta DRI más grande del mundo”, argumentó.

El ministro de Minería José Pimentel ratificó la información de los ejecutivos de la Jindal y consideró positiva la entrega de las nuevas boletas de garantía, que “tienen el propósito de garantizar la inversión de 600 millones de dólares hasta el primero de abril del 2012”. De esta forma Jindal ratificó su compromiso y anunció otras inversiones en estudios a consultoras para consolidar el proyecto.

La hidrovía Paraguay-Paraná y el puerto de Nueva Palmira deben prepararse para la salida del hierro boliviano, señaló el lunes el diario El País. La salida del mineral boliviano “generará un intenso movimiento de barcazas, numerosas tripulaciones y atracción de barcos graneleros”. En la actualidad, China es la nación que consume la mayor cantidad de hierro del mundo para su industrialización. El diario enfatiza que el puerto de Nueva Palmira sería la ruta más racional para sacar a ultramar la producción de los yacimientos del Mutún de Bolivia, a los que podría sumarse los del Urucúm del Mato Grosso brasileño.