El primero de mayo, una fecha histórica celebrada casi en todo el mundo, que conmemora la lucha de los trabajadores por sus reivindicaciones, que costó la vida o la cárcel de los mártires de Chicago, lucha sindical que logró establecer las ocho horas de trabajo, paradójicamente no celebrada en los EE.UU. coincide con la noticia de la muerte del terrorista Osama Bin Laden el primero de mayo de 2011. 

Esta fecha de los mártires de Chicago fue eclipsada por acontecimientos espectaculares proyectados por el cuarto poder. Los medios de comunicación masiva amplificaron la ostentosa boda real del anacronico Reino Unido; ocuparon el espacio con el “clásico” del multimillonario fútbol español, con un debate a puntapiés entre especialistas en patadas, en una Europa con una economía por los suelos.

Los medios también amplificaron la beatificación del Papa de los católicos que aportó al milagro de la caída del comunismo en Polonia. De pronto el domingo 1 de mayo por la noche, en los EE.UU. la noticia de la muerte del terrorista Bin Laden explotó causando una reacción humana en el pueblo estadounidense, víctima de la guerra petrolera que les ocasionó sangrientos ataque terroristas donde murieron miles de personas inocentes, ajenas a los intereses que están en juego. El presidente de los EE.UU. Barak Obama, anunció oficialmente desde la Casa Blanca, que el líder de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, murió en Paquistan, durante el tiroteo con el ejército estadounidense.

“Puedo decirles que EE.UU. ha capturado y matado a Osama Bin Laden…el pueblo norteamericano no eligió esta lucha, nos llegó…tras diez años de guerra conocemos su precio…Esta noche se ha hecho justicia…América puede hacer lo que se proponga; esa es la historia de nuestro país, somos una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos.-El mandatario afirmó que el cadáver de Bin Laden estaba bajo custodia del ejército de los EE.UU.

¿Quién era Bin Laden? Un hombre perteneciente a la clase rica, emparentado con la familia real saudí, fue un aliado de Estados Unidos, apoyado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), durante la guerra que libró el movimiento Talibán en los años 80 del siglo XX contra la presencia soviética en Afganistán. De esa manera Bin Laden se convirtió en un héroe regional, luego cuando se dio la vuelta y se convirtió en enemigo de los EE.UU. también se convirtió en uno de los hombres más buscados del mundo, vinculado además con el ataque del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York.

Osama Bin Laden fue considerado uno de los peores enemigos de EE.UU. Su enfrentamiento con los EE.UU. y los países miembros de la OTAN han hecho que sea visto en el Medio Oriente como un héroe del mundo islámico. Procedente de una familia acaudalada, nació en Arabia Saudita, su padre tuvo 11 esposas y 54 hijos, Osama Bin Laden tuvo acceso a la educación privada junto con los hijos de la realeza saudita. La llegada de tropas al territorio de Arabia Saudita, tierra donde están los lugares sagrados para el mundo musulmán, provocó que Bin Laden intente derrocar a la monarquía saudi, por lo que fue desterrado y perdió incluso la ciudadanía.En 1996, se vinculó con el movimiento taliban a través del “mula” Muhammad Omar, parece que tuvo cuatro esposas y trece hijas.

El presidente Clinton instruyó a la CIA ejecutarlo, contratando más de un millar de mercenarios sin que ninguno pueda cumplir la arriesgada misión. Se lo sindicó como responsable de los atentados en Nairobi y Dar es Salam, que mataron a 263 personas en 1988, al atentado contra el crucero US-Cole en Andén en 2000, con un saldo de 17 muertos. Y el atentado criminal mas condenado por la humanidad, perpetrado el 11 de Septiembre de 2001, donde fallecieron miles de personas inocentes, por lo que se convirtió en el terrorista más buscado del planeta, hasta el anuncio de su muerte el 1 de mayo del presente año, realizada por el presidente Barak Obama.

Según el experto en Medio Oriente Hazhir Teimourian, Bin Laden fue entrenado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. Fundó el movimiento Maktab al-Khidimat (MAK), reclutó guerrilleros de diferentes partes del mundo e importó equipos bélicos para apoyar a la resistencia afgana contra el ejército soviético. Miles de egipcios, libaneses, turcos y otros, se unieron en la lucha contra la potencia comunista de aquel entonces. De acuerdo a diferentes versiones.Después de la retirada soviética, los “árabes afganos”, como se denominó a la facción liderada por Osama bin Laden, volcaron sus esfuerzos contra Estados Unidos y sus aliados en Medio Oriente.

Algunos expertos aseguran que Bin Laden formó parte de un frente islámico internacional, que aglutina -entre otros- a grupos de Egipto y Arabia Saudita. Los pocos fuera de su entorno que lo conocen, lo describen como un hombre modesto, tímido, que muy raras veces concedía entrevistas. Y parece que murió a los cuarenta años. Sorprende el parecido de su historia a la de Sadam Husein o a la de Mohamed Cadafi, militares que formados como aliados de pronto se convirtieron en enemigos acérrimos de los EE.UU. y de los países europeos, continuando una tradición de guerra que viene desde la cruzadas.

Después de la espectacular noticia de la muerte del terrorista más peligroso del planeta. Dado el carácter comercial de los medios de comunicación masiva y su poca credibilidad en la actualidad; el hecho de que el cadáver de Osama Bin Laden haya desaparecido en el mar en menos de doce horas después de su muerte, comienza a despertar interrogantes en la opinión pública. En el mar de dudas se hunde el cuerpo del delito con demasiada premura, se pierde la posibilidad de verificar su identificación, la posibilidad de determinar la causa y la forma de su muerte, la veracidad de que el muerto es Osama Bin Laden. Ya existieron versiones anteriores sobre su posible muerte de acuerdo a diversas fuentes, una en diciembre de 2001 y otra en agosto de 2006. anteriores al plan Jerónimo, (nombre de un nativo norteamericano) ejecutada este primero de mayo de 2011. La duda es si murió pocas horas antes o hace muchos años atrás, sobre todo por la fecha tan próxima a las elecciones presidenciales en los EE.UU. de Norte América.