El gobierno de Evo Morales aprobó hoy mediante decreto 0809 un aumento salarial de 10 por ciento para los trabajadores del Magisterio urbano y rural, sector Salud, Fuerzas Armadas y Policía, y un incremento del salario mínimo nacional en 20 por ciento para la gestión 2011.

El Poder Ejecutivo definió este martes de manera sorpresiva el porcentaje del aumento salarial, luego de sostener infructuosas negociaciones con dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y aprovechando el momento de conmoción ciudadana por un megadeslizamiento de terrenos en la ciudad de La Paz.

El gabinete ministerial definió que la base de negociación del incremento salarial con el sector privado debe ser el 10 por ciento, 3 puntos por encima del porcentaje de la inflación anual, informó el ministro de Trabajo Félix Rojas, y precisó que el salario mínimo sube de 679,35 bolivianos a 815,40 bolivianos.

La Central Obrera Boliviana (COB) rechazó el decreto gubernamental aprobado unilateralmente y a espaldas de las organizaciones laborales. “Si hemos estado en la mesa de discusión por qué los ministros no han tenido el valor de decirnos en ese momento este porcentaje del incremento salarial así como del salario mínimo nacional. De todos modos esperamos un informe oficial”, declaró enfadado el secretario ejecutivo de la COB Pedro Montes a la agencia ABI.