Washington, Bogotá, Managua, Santiago de Chile, Bruselas, Londres y Madrid (PL).- El precio del petróleo Intermedio de Texas (WTI) terminó el 1 de marzo a 99,63 dólares el barril de 159 litros en el mercado de Nueva York, la cotización más alta desde el 30 de septiembre de 2008, cuando el precio del barril llegó a 100,64 dólares. La subida se atribuyó a la preocupación existente ante la grave situación en países de Medio Oriente y el norte de África, en particular Libia, aunque el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) Abdullah al-Badri dijo que la especulación es una de las causas del alza de los precios del oro negro.

La gasolina cerró la jornada con una subida de nueve centavos de dólar, a 2,98 dólares el galón de 3,78 litros. El contrato de gasóleo se negoció a 3,02 dólares el galón, lo que supuso un avance de nueve centavos. En contraste, el gas natural cedió 16 centavos respecto al precio del lunes último, al cotizarse a 3,87 dólares por cada mil pies cúbicos. En el mercado de Londres el tonel de crudo Brent del Mar del Norte progresó un 3,23 por ciento o 3,62 dólares, y quedó situado a 115,42 dólares.

Por otra parte, el precio de la cesta de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) trepó a 108,50 dólares, desde los 108,31 dólares de la sesión previa. Esa canasta de 12 tipos de crudo la integran el argelino Saharan Blend, el iraní Iran Heavy, el iraquí Basra Light, el Kuwait Export, ellibio Es Sider, el nigeriano Bonny Light y el Qatar Marine. También el Murban de los Emiratos Árabes Unidos, el Merey de Venezuela, el angoleño Girassol y el Oriente de Ecuador.

El gobierno de Colombia incrementó los precios de la gasolina y el diesel como resultado de un repunte en las cotizaciones del petróleo en el mercado internacional. La normativa comenzó a regir a partir de las 00:00 horas del 1 de marzo con reajuste de 210 pesos al alza (un dólar equivale a aproximadamente 1.900 pesos). El ministro de Minas y Energía Carlos Rodado indicó que la tasa de cambio presentó un fuerte aumento con un impacto directo sobre las cotizaciones de la gasolina y el diésel para marzo. Otro factor fue que el fondo de estabilización de precios de los combustibles registra un déficit cercano a los 200 mil millones de pesos (más de 104 millones de dólares).

En Chile, el 21 de febrero el gobierno de Sebastián Piñera puso en vigor una nueva alza de las tarifas del transporte público, la séptima en menos de un año, que sitúa en 620 pesos chilenos (pch), equivalentes a 1,32 dólares, el pasaje del Metro en el horario de mayor demanda y en 540 pch el boleto de los buses urbanos, aproximadamente 1,15 dólares. El panel de asesores del Ministerio del Transporte recomendó el citado reajuste y no descartó nuevos aumentos en el mediano plazo con diferentes argumentos: incremento de los combustibles y evasión del pasaje, entre ellos. Unos 2,3 millones de chilenos utilizan diariamente el ferrocarril subterráneo y los buses urbanos, identificados en esta ciudad como Transantiago.

El gobierno sandinista asumirá en Nicaragua el incremento de los precios del petróleo para impedir el encarecimiento de los productos básicos de consumo popular, dijo el viceministro de Hacienda y Crédito Público Iván Acosta. El presidente Daniel Ortega no aprobó ninguna medida de reajuste al alza de la tarifa de electricidad, a fin de proteger a la población. El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) no aprobará ningún reajuste de la tarifa, a pesar de que los precios del crudo han aumentado y se han incrementado los costos de las empresas generadoras.

En la Eurozona la inflación interanual aumentó una décima en enero respecto a diciembre, hasta el 2,3 por ciento debido, entre otras causas, al aumento de los precios de la gasolina, el petróleo y la electricidad, con lo cual excedió el límite recomendado por el Banco Central Europeo (BCE), informó Eurostat el 28 de febrero.

La tasa de inflación continuó su avance en Reino Unido y llegó al cuatro por ciento en enero, su mayor nivel en más de dos años, dijo la oficina nacional de estadísticas. La magnitud de la inflación reportada en enero, tras el alza del Impuesto al Valor Agregado (IVA), no sorprendió a los analistas, quienes esperaban llegaría al 4,1 por ciento. El IVA trepó del 17,5 al 20 por ciento, y de acuerdo con los expertos, una causa de su incremento es el precio del petróleo.

España acordó reducir la velocidad máxima en todas sus autopistas de 120 a 110 kilómetros por hora, a partir del próximo 7 de marzo, como parte de un plan temporal de ahorro energético para atenuar los efectos de la carestía del petróleo. Con esa disposición, la administración central prevé recortar en 15 por ciento el consumo de gasolina y en 11 el de gasóleo. El vicepresidente primero del Ejecutivo español Alfredo Pérez Rubalcaba indicó que por cada 10 dólares de incremento del barril de crudo, la economía española pierde seis mil millones de euros anuales. Se decidió, además, abaratar hasta un cinco por ciento el importe de los boletos de trenes de cercanías y media distancia para estimular el uso de esos medios de transporte frente al automóvil.

En Johannesburgo, el 15 de febrero comenzó una ola de protestas por la escasez y altos precios del combustible. Según medios de prensa, la principal exigencia es que el gobierno enfrente el problema de la escasez de combustible, lo cual generó un gran mercado negro de ese producto en Malawi. En Nueva Delhi, cientos de miles de trabajadores protestaron el 23 de febrero por el alza de los precios de los alimentos y la inflación. Convocados por la Central de Sindicatos de la India (CITU) y otras agrupaciones obreras, los manifestantes marcharon por las calles de la capital, para luego concentrarse en las inmediaciones del Parlamento.