Con relación a la nota publicada en la página 6 de la edición del domingo 13 de febrero del diario El Comercio, basada en documentos divulgados por Wikileaks, el responsable de la Coordinadora Andina de Organizacioens Indígenas (CAOI) Miguel Palacin Quispe envió la siguiente carta a la embajadora de Estados Unidos en Lima Rose M. Likins.

Señora: Rose M. Likins, Embajadora de los Estados Unidos en Lima, Presente.-

De mi consideración: Reciba el cordial saludo de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), instancia de coordinación de las organizaciones indígenas de Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Chile y Argentina.

Me dirijo a usted con relación a la nota publicada el domingo 13 de este mes en la página 6 del diario El Comercio bajo el titular “Venezuela citó a Humala para coordinar anticumbre”, tomando como fuente los documentos de las embajadas en el Perú divulgados por Wikeleaks.

Al respecto, solicitamos a usted que nos explique por qué nuestras actividades públicas han sido objeto de seguimiento y espionaje, cuyos resultados han servido de fuente para un informe tergiversado y sin sentido. Si alguna información era requerida sobre la Cumbre de los Pueblos, calificada de “anticumbre”, ésta debió ser solicitada directamente a la CAOI por los canales institucionales y se la hubiéramos brindado. No ocultamos nada ni hacemos algo fuera de lo legal y legítimo en nuestras organizaciones.

En relación a ese contenido de Wikileaks divulgado por el diario El Comercio, debo precisar:

1. La Cumbre de los Pueblos realizada en mayo del 2008 en Lima fue organizada por un conjunto de organizaciones sociales (gremiales, sindicales, de mujeres, de jóvenes, indígenas, campesinas, etc.) que para el efecto llevaron adelante un proceso de articulación. Atribuirme la calidad de “principal organizador” es un exceso, ya que solo cumplí las funciones de Coordinador General de ese espacio de articulación.

2. El señor Ollanta Humala no participó en este proceso de articulación y organización de la Cumbre de los Pueblos.

3. En el proceso de organización de la Cumbre de los Pueblos, la Comisión organizadora sostuvo una reunión informativa con los embajadores de los países de la Unión Europea, América Latina y el Caribe en Lima. Ustedes no asistieron.

4. La Cumbre de los Pueblos fue espacio abierto para todos los que quisieran expresarse. No fue un escenario de confrontación ni mucho menos violento. Sus conclusiones fueron entregadas por una comisión de las organizaciones sociales a la IV Cumbre de América Latina, la Unión Europea y el Caribe.

5. Con relación a las supuestas coordinaciones con el gobierno de Venezuela, precisamos que como organización social mantenemos nuestra autonomía e independencia frente a todos los gobiernos. En particular, constatamos que algunos gobiernos latinoamericanos llamados “progresistas” vulneran día a día los derechos de los pueblos indígenas reconocidos por tratados internacionales. Esa postura como pueblos indígenas es clara y pública.

6. Lo preocupante de las revelaciones de Wikileaks es que continúa el espionaje y la intromisión de países extranjeros en asuntos internos del Perú, con el aval y la colaboración de autoridades del gobierno peruano, lo que trae como consecuencia la estigmatización y criminalización de los movimientos sociales en general e indígena en particular. Y que los medios de comunicación hagan eco de estos hechos, no denunciándolos sino sumándose a esa estigmatización.

Por la seriedad que su gestión significa y el respeto a nuestra institución, le ruego responder a la presente carta.

Atentamente,

Miguel Palacín Quispe, Coordinador General CAOI, DNI N° 04001119.