El día 22/01/11, observamos en La Paz, más que un encuentro masista de celebración del primer aniversario del gobierno del Estado plurinacional y la implementación de la nueva CPE, un encuentro/desencuentro de gentes portadores de sistemas civilizatorios diversos en convivencia asimétrica, con aires y espíritu colonizadora y de colonialidad. Fenómeno que no están bien leídos ni entendidos en su contexto y complementación, que en la lectura del vice Presidente son una simple vivencia de ¨tensiones, confrontaciones y contradicciones motor de la sociedad¨ y para el presidente ahora en la representación ¨sobran las polleras¨, eso es ¨cambio profundo y descolonización¨ la ¨revolución democrático y cultural¨ quiere decir ¨incorporar e incorporarnos¨ al sistema de valores occidentales colonizadoras, capitalistas con su variante socialista.

Un pueblo, una civilización no es digna sin su autoafirmación, la re-dignificación de su vivencia y convivencia en la dinámica del pacha-kuti, pues no es cuestión de simular, sublimar cambios sobre prácticas, pensamientos coloniales y capitalistas, pensando y haciendo creer que estamos en la ¨revolución democrático cultural¨, con un capitalismo de Estado frente a postulados del tambaleante discurso entre el anunciado capitalismo andino-amazónico y socialismo comunitario, sin apartarse del liberalismo ni del capitalismo y sus dispositivos jurídico legales. Claro provienen del mismo valor civilizatorio. Es más se dice que se celebra el primer año del Estado Plurinacional, que simbólicamente se hace presencia, pero no así, ni en la estructura ni la administración del Estado. No solo que se han olvidado de Tiwanaku trasladando la ceremonia a la plaza con espíritu y diseño colonial como es la plaza murillo, el palacio de gobierno, el palacio de la Asamblea plurinacional y Villarroel.

Lo interesante es que en los hechos, pese a las adversidad del proceso, como también ha sido y es la opresión de la colonización y la colonialidad, sectores de la gente aymara-qhichwa, los urus, los chipayas, y otras delegaciones representantes del interior, sacan el arma de la resistencia colonial la inteligencia ancestral, hacen el esfuerzo de encaminar el proceso de cambio, interpelan a la estructura del “Estado Plurinacional”, a la asamblea plurinacional, al poder ejecutivo, al poder judicial, – la buro-tecnocracia administrativa del gobierno del MAS-IPSP-, haber si les entienden y leen sus diversas manifestaciones, expresiones que vienen desde las practicas de su vivencia ofreciendo en diferentes momentos el ayni cosmobiotico a través de ceremonias rituales, la marcha, la festividad celebratoria con representación de los diferentes ayllus, las comunidades, las markas y delegaciones de algunos sectores, mostrando los bailes, la música, el colorido del arco iris en los textiles de la indumentaria de su pertinencia territorial-organizativo, un lenguaje por demás simbólico y semiótico con los samis andinos, la variedad de interpretaciones musicales y bailes, pocos colores y símbolos del MAS, donde, sin embargo, se ha notado la gran ausencia no solo de la población Paceña, Alteña, sino los ponchos rojos, la CIDOB, CONAMAQ, los mineros, los gremiales entre otros.

La escenificación consistió en sus inicios con la ceremonia ritual por los espiritistas andinos, delegaciones de gentes con indumentaria de las comunidades los ayllus markas, la pertinencia identitaria de los pueblos y naciones de la civilización de tradición tiwanakuta, los letreros levantando el nombre de Tupaq Katari y Bartolina Sissa, como parte de la lucha colonial, exigiendo y indicando que son de ese pensamiento ideológico político y no socialista menos de izquierda que sí son solidarios con Evo no así con Lineras ni sus seguidores, que ha sido complementado con la celebración festiva de la plaza Villarroel por una parte, por otra, ha sido el discurso inicial mostrando el pose academicista del vicepresidente y el largo discurso con lectura de datos de la tecnocracia desordenada del presidente en el palacio de la Asamblea denominada ¨plurinacional¨, la camada jerárquica de políticos masistas bien sentados y las delegaciones representantes plantoneados en la plaza murillo, una clara expresión de una estructura y pensamiento colonial de la practica y vertiente civilizatoria occidental, los indios en el patio trasero y los civilizados en el palacio de la Asamblea ¿dos alas y tendencias del MAS?.

Si bien muestra cifras de danza millonaria y una aparente bonanza económica, no así el modelo, la estrategia económica clara y adecuada al cambio, sino continuidad de cifras e indicadores del llamado “neoliberalismo”, que el “capitalismo andino amazónico” y el “socialismo comunitario” para el “vivir bien” no tiene norte ni sur, cuyo comentario puntual dejamos para otra ocasión.

En una lectura positiva e histórica se puede decir que el cerco de tupaq Katari – Bartolina sisa de 1781, se reedita, esta vez han llegado hasta la plaza murillo, desbloqueando el bloqueo colonial occidental, en otra más profunda están exigiendo, interrogando ¿hasta cuando no nos van a leer ni entender nuestra manera de ser y la ruta del Qamiri q’apha jaqinakan qamawipa?, ¿porque nos hablan del socialismo-comunitario? ¿Por qué no implementan la nueva CPE Plurinacional?,¿por qué no estamos expresados ni en la estructura del Estado Plurinacional, ni del gobierno del MAS-IPSP? ¿Por qué no está la ideología política katarista Sisista?, indicándonos que no se cansaran de marchar hasta que este expresado complementariamente y encaminado en la estructura del poder del nuevo Estado. Eso si es avance, pero ¿las políticas del Estado y las nuevas leyes aprobados avanzan en este sentido o siguen colonizando?. Es decir la marcha, el desfile la celebración del aniversario hay que entender en ese sentido más que una simple adhesión a las acciones del gobierno del MAS, aquí la población de Bolivia sobre todo desde las nuevas leyes y el gasolinazo debemos preguntarnos ¿son solidarios con Evo y con el gobierno del MAS-IPSP?, lo que no se puede dudar que si son solidarios y exigen el proceso de cambio, la transformación de la situación colonial, del Pacha-kuti, no simple re-EVO lución cultural. Ahí está la dirección y la ruta del cambio/transformación/pacha-kuti de los Qamiri q’apha jaqinakan qamawipa/vivencia/convivencia de las personas y pueblos dignos con dignidad y riqueza.

El proceso de la marcha celebratoria se interrumpe con la acción de la asamblea llamada plurinacional que entra en otro formato, el formato protocolar del estado colonial, situación que nos lleva a re-afirmar que estamos no solo frente a dos escenarios y actos sino a dos sistemas de valores civilizatorios: la ancestral milenaria que precede a lo occidental centenaria. Es Tiwanaku –sud-América, es Qullana-suyu-Bolivia. La marcha celebratoria de la plaza murillo no es saludado formalmente por EVO, pero si se ha ido escoltado al palacio de la Asamblea donde se inicio con el himno nacional de estado mononacionalista ¿Qué cambio se hizo al respecto?, lo que quiere decir que Evo mas hace caso a las ideas y pensamientos coloniales y las acciones mononacionalistas y el discurso político de la izquierda stalinista pregonada por el vice-presidente, los movimientos sociales solo sirven para desfiles y actos celebratorio rituales colaterales y no acción oficial del Estado Plurinacional, ni políticas estatales, menos se implementa la nueva CPE. Aquí precisamente la debilidad de estrategias y modelos económicos claros autonómicos, liberadores y pluralistas, destapadas con el gasolinerazo/gasolinazo y desgazolinazo que ha motivado la elevación del costo de vida, que no está encarado adecuadamente que va creciendo como una bomba de tiempo.

Entonces debemos estar claros: celebrar la simulación, sublimación de la neocolonialidad, del neomarxismo estalinista como cambio o encaminamos por la ruta de pacha-kuti del Qamiri q’apha jaqinakan qamawipa/ vivencia/convivencia de las personas y pueblos dignos con dignidad y riqueza. La lucha de los movimientos sociales, de los pueblos y la civilización andino-amazonica en nuestro criterio busca dignificar las estructuras, los pensamientos y saberes de la civilización milenaria con semillero en tiwanaku para luego buscar las energías complementarias con la práctica de los valores occidentales centenarios para encontrar la armonía en la vida. Eso implica la re-significación de la historia y los procesos históricos donde se ha sembrado unilateralmente valores de los invasores coloniales, negando por medio del sistema educativo y políticas de otras entidades estatales. En los hechos, encubriendo los valores del sistema civilizatorio ancestral. Desafío histórico que hay que visibilizar, tratar y buscar elementos de reconocimiento y respeto mutuo para encarar adecuadamente el pacha-kuti.

* Aymara qullana q’apha amuyuni jaqi/líder del Movimiento Katarista de Katari para la complementariedad, Altu pata Marka, 22 de enero 2011. Fuente: http://www.amigo-latino.de/indigena/noticias/newsletter_6_10/410_evalua_gestion_sy.html