Las remesas de trabajadores recibidas del exterior entre enero y octubre de 2010 sumaron 769,2 millones de dólares, 9,3% menos respecto a las registradas entre enero y octubre de 2009, informó el Banco Central de Bolivia (BCB).

Las remesas enviadas por emigrantes alcanzaron 758 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2009, 8,2% menos que en similar período de 2008. Las remesas provinieron principalmente de España (42,0%), Argentina (22,5%) y Estados Unidos (14,2%). Las remesas provenientes de España y EE.UU. declinaron, mientras que las de Argentina, Brasil, Perú y Chile se incrementaron. En términos del PIB anual estimado para 2009, las remesas representan el 4,4%.

En el periodo enero-julio de 2010 ingresaron al país remesas familiares por 521 millones de dólares, 10% menos que en igual periodo de 2009. Según el BCB, la reducción es moderada en el contexto de la crisis económica mundial y de la crisis de la deuda soberana en la Unión Europea, que reflejó en altos niveles de desempleo, sobre todo en la construcción y servicios en Estados Unidos y España.

Se añade además el efecto de la cotización del euro, cuya depreciación en 10,5% entre diciembre de 2009 y julio de 2010 implica una disminución del monto de remesas provenientes de Europa medidas en dólares.

En el segundo semestre de 2010 las remesas enviadas por residentes en el exterior se incrementaron mes tras mes, alcanzado niveles similares a los registrados antes de la crisis económica internacional. El BCB reportó un ingreso de 81,8 millones de dólares en marzo de 2010; 72,3 millones en junio; 79,7 millones en septiembre y 89,1 millones de dólares en octubre de 2010.

En el período comprendido entre enero de 2008 y octubre de 2010 las remesas alcanzaron un pico máximo de 104,8 millones de dólares en septiembre de 2008 y de 94 millones en diciembre del mismo año. Cayeron a un nivel mínimo (aproximadamente 70 millones de dólares) en febrero de 2009 y en febrero de 2010.