La Habana, (PL).- El sitio www.Cubadebate.cu denunció el cierre por Facebook de una página abierta por internautas en la red social que reclamaban la reposición de un canal de video cubano alojado en Youtube, propiedad del gigante Google.

Google desactivó el sitio cubano en Youtube luego de una reclamación de la persona que filmó el acto donde Posada Carriles anunciaba que este año estaría en Cuba y exigía pago por sus servicios. El canal de videos cubano tenía desde 2007 más de 1,6 millones de descargas y entre sus materiales exclusivos se cuentan mensajes e intervenciones del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, y musicales cedidos por sus autores.

La decisión del centro técnico de Youtube, propiedad de Google, desató en esa red social un movimiento de protesta y solidaridad con el medio agredido. Con gran rapidez surgieron en otros medios alternativos espacios para reproducir la información diaria de Cubadebate, lo que constituye un revés para el intento de acallarlo, señaló a Prensa Latina Rosa Miriam Elizalde, editora jefe del sitio.

Los primeros que vieron la luz se identifican como Cubadebate.cu y Cubadebate 1, los cuales están divulgando en Youtube los materiales preparados por el equipo del sitio censurado. También en Facebook se expresa la solidaridad en ese sentido: un grupo allí registrado lo hace bajo el título “NO MAS CENSURA EN YOUTUBE“, a la vez que otros medios alternativos reprodujeron la protesta por la medida punitiva adoptada.

Elizalde agregó que es significativo el cierre de la cuenta, pues el vídeo por el cual se trata de justificarla se ha publicado en distintos espacios dentro y fuera de la red, incluso en el de la norteamericana CNN.

El famoso vídeo sobre el Fondo Legal constituido para apoyar al conocido terrorista Luis Posada Carriles ante el juicio que se le sigue en El Paso, Texas, contiene, además de lo publicado por Cubadebate, una lista de los principales contribuyentes.

Entre ellos están la representante republicana Ileana Ros Lethinen, el senador Marcos Rubio, quien propone acciones violentas contra Cuba, y otras figuras políticas del estado de la Florida.

Elizalde se preguntó por qué penalizar a Cubadebate por publicar un extracto de seis minutos de ese vídeo, y no a diversas publicaciones estadounidenses que han robado materiales exclusivos de ese medio sin mencionar su autoría.

Ello hace pensar en una agresión de tipo político, agregó, tras dejar constancia que para hacer un reclamo, Youtube exige hasta datos personales de los reclamantes, los cuales, en este caso pudieran correr el riesgo de ser entregados al grupo terrorista encabezado por Posada Carriles.

Hoy amanecimos con una nueva agresión, expresó en un editorial Cubadebate al referirse a la desaparición del Grupo en Facebook “No más censura en Youtube, restablezcan a Cubadebate”, que se encuentra ilocalizable en la red de más de 500 millones de usuarios.

Al grupo eliminado el viernes en Facebook se unió otro “Restablezcan Cubadebate. Vamos, vamos a multiplicar”.

También en Youtube han aparecido clones de Cubadebate como Cubadebatecu y Cubadebate1, además de la circulación de cientos de mensajes en Twitter con el hashtag #Cubadebate, se han creado campañas publicitarias y botones para compartir en los blogs.

Igualmente decenas de personas han hecho sugerencias útiles para desafiar al emporio de las telecomunicaciones, que son válidas para la construcción de una estrategia de visibilidad en Internet de los medios alternativos y los blogueros independientes.

De acuerdo con el editorial, hasta el momento Google no ha respondido a su solicitud de restablecimiento del canal de videos, realizada inmediatamente después de que Youtube cortara el acceso a los materiales de Cubadebate.

El sitio se preguntó si era un chiste, un insulto o una burrada en automático el formulario que les llegó 48 horas después de su reclamación sobre el nivel de satisfacción con el servicio de asistencia técnica de Youtube.

“En el espacio para el comentario, les decimos que no vamos a revelar los datos privados del dueño de la cuenta bajo la cual se administra Cubadebate”, comentó.

Para proceder a la reclamación se exigen esos datos que Google comparte con la persona que hace la denuncia, en este caso el amigo de Posada Carriles que filmó el video que sirvió de excusa para cerrar el canal con más de 400 ficheros subidos desde 2007.

“Quizás este no sea el fin de los abusos de las empresas transnacionales de Internet, pero sí puede que sea el fin de la hipocresía. Y Cubadebate y sus lectores van a dar la batalla para que así ocurra”, concluyó el editorial.