(ABI).- El ampliado nacional de la Central Obrera Boliviana (COB) resolvió el martes por la noche exigir al gobierno la inmediata abrogación del decreto 748, que nivela las gasolinas y el diesel con los precios de países vecinos, y aprobó una movilización nacional en rechazo a esa medida.

Tras una acalorada reunión que se realizó en La Paz, donde varios dirigentes pidieron medidas duras contra la decisión gubernamental, se aprobó una resolución y se puso en manos del Comité Ejecutivo de la COB la implementación de la movilización nacional.

“El Ampliado Nacional de la Central Obrera Boliviana con la asistencia de más de 37 organizaciones resuelve un rechazo en forma contundente al Decreto Supremo 748 y exige la abrogación inmediata del mismo”, señala la resolución leída por el dirigente Octavio Urquizo.

“La COB instruirá una marcha nacional con movilizaciones en todos los departamentos que deberán ser acatadas e implementadas por las Centrales Obreras Departamentales (CODs) y Centrales Obreras Regionales (CORs). Se aclara que se coordinará con los trabajadores mineros de Huanuni que en las siguientes horas iniciarán una marcha hacia La Paz”, agrega el documento.

La resolución determina que el Comité Ejecutivo “definirá la fecha y hora de la gran marcha nacional que será en el curso de esta semana”.

El documento remarca que todos los sectores afiliados a la COB, en los nueve departamentos, están obligados a acatar las instrucciones de la Central Obrera Boliviana.

No obstante, la COB acepta el diálogo propuesto por el Gobierno, para plantear la abrogación del decretó promulgado el pasado domingo, en el que participarán los principales dirigentes de las confederaciones, federaciones y central obreras departamentales y regionales.

“Se resuelve que se castigará cualquier paralelismo sindical que se esté formando al margen de la COB y se aplicará los estatutos que rigen a esta organización sindical”, puntualiza la resolución.

Al final del ampliado, el secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, aseguró que la entidad matriz de los trabajadores bolivianos no tiene nada que ver con ningún partido político, al aclarar que la decisión asumida es “orgánica” para “emprender una lucha unitaria y hegemónica para defender los intereses de los trabajadores y del pueblo”.

Puntualizó que evitarán que algunos partidos políticos se infiltren en las movilizaciones “con otros intereses y con otros fines”.

Respecto al pedido de los choferes de incrementar los pasajes en un 100%, pidió a los transportistas que tengan respeto y consideración con los trabajadores y la población y que se evite el enfrentamiento entre compañeros de clase y pidió que se sumen a las medidas adoptadas por la COB.