El frente Alianza Revolucionaria de Educadores Antioficialistas (AREA) se convirtió en la nueva dirección política de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba, tras ganar por amplia mayoría de votos las elecciones del gremio este viernes en la capital valluna.

Disputaron la dirección del sindicato docente los candidatos Tomás Durán del frente Lucha Unida del Magisterio Cochabambino (Lumac) afín al MAS; Wilfredo Arancibia del Frente de Defensa del Magisterio vinculado al Partido Comunista, y Gustavo Sánchez de la alianza opositora AREA que aglutina a distintas tendencias de izquierda.

Al menos 15 mil maestros estaban habilitados para votar, pero sufragaron alrededor de ocho mil. Según el conteo preliminar, el frente AREA ganó los comicios con una diferencia superior a 1.700 votos respecto al segundo frente más votado.

Integran el bloque antioficialista AREA los frentes FUN, Bases y un grupo de educadores independientes, pero su columna vertebral es la trotskista Unión Revolucionaria de Maestros (URMA) vinculada al Partido Obrero Revolucionario (POR).

URMA controla la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, es parte del bloque antioficialista que dirige la Federación del magisterio orureño, y estuvo a un paso de asumir la dirección de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) en el XXII Congreso Ordinario del sector.