(ABI).- El presidente Evo Morales recibirá el martes en Palacio de Gobierno a los representantes de los periodistas, de los dueños de medios de comunicación, a activistas de derechos humanos y organizaciones sociales para escuchar sus argumentos en torno al proyecto de Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, que se debate en la Cámara de Senadores, respondiendo a la solicitud de audiencia que formularon esos sectores.

En una conferencia de prensa, el portavoz Presidencial, Iván Canelas, informó que el Jefe de Estado ajustó su agenda para recibir a esos sectores desde las 05h00 de la mañana. “El presidente va a escuchar a estos sectores de acuerdo a la solicitud que hicieron”, explicó. Precisó que Morales se reunirá a las 05h00 con los representantes de Asociación Nacional de la Prensa (ANP), organización que está conformada por los propietarios de los medios de comunicación escritos. “Asimismo a las 7 de la mañana va a recibir a los miembros de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, que son también quienes, a través de una carta, han solicitado una audiencia. El Presidente en ambos casos va a escuchar a los representantes y a los dirigentes de ambos sectores empresariales y trabajadores como ellos han pedido”, puntualizó. El Portavoz Presidencial dijo que la invitación a esos sectores, que se hizo pública en la conferencia de prensa, será oficializada a través de los mecanismos de Palacio Quemado para que asistan a la reunión, “como han solicitado”. Canelas dijo que se programó otra reunión, también el martes a las 09h00, con los representantes de varias organizaciones de Derechos Humanos y organizaciones sociales que “en los últimos minutos” solicitaron una audiencia para hablar sobre el tema. “De manera que el Presidente va a escuchar las observaciones, las posiciones, en fin, sobre el tema de la Ley Contra el Racismo este martes desde las cinco de la mañana, siete de la mañana y nueve de la mañana”, remarcó. Los periodistas y los dueños de medios de comunicación han ratificado en varias oportunidades que no están en contra del proyecto de la Ley Contra el Racismo, pero cuestionan dos artículos de la norma que, a su juicio, vulneran la libertad de expresión y de prensa. El proyecto ya fue aprobado en la Cámara de Diputados y pasó a la Cámara de Senadores, donde el lunes fue sancionado en su etapa en grande.