El gobierno de Perú comunicó al Estado Plurinacional de Bolivia que ha decidido descartar un proyecto de trasvase de una fracción del caudal del río Mauri hacia el valle de Tacna, y aseguró que “no hará uso unilateral alguno de las aguas de los ríos internacionales de curso contiguo o sucesivo” que comparte con el país.

Desde 2006, las Cancillerías de Bolivia y Perú, en coordinación estrecha con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y organizaciones sociales –entre ellas el Directorio de la Cuenca de usuarios de las aguas Desaguadero-Mauri. (Dicuadema) y la Comisión Interinstitucional del Río Mauri–, coordinan una serie de acciones a fin de resolver una controversia en torno al aprovechamiento de las aguas de ese río compartido.

Entre 2006 y 2008 se realizaron estudios específicos que fueron presentados al gobierno de Perú y que dieron origen a la organización de reuniones interinstitucionales.

En julio de 2009, los cancilleres de Bolivia y Perú se reunieron en Asunción y acordaron reactivar la Comisión Binacional Técnica del Río Maure –Mauri y alcanzar una solución en beneficio de ambos países.

El 8 de septiembre de 2009 se celebró la V Reunión de la Comisión Técnica Binacional en Tacna, oportunidad en la que las delegaciones realizaron una visita al curso alto del río y verificaron la existencia de infraestructura construida por el Proyecto Especial Tacna del Perú (PET) a fin de utilizar el caudal del río.

En esa reunión se acordó constituir una Subcomisión Técnica con la tarea de elaborar de manera conjunta un modelo matemático del río Maure – Mauri, el cual servirá para la toma de decisiones sobre el manejo de los recursos hídricos de la cuenca.

El 20 de septiembre de 2010, una delegación de representantes bolivianos visitó la estación hidrométrica “Frontera” sobre el río Maure-Mauri para continuar con el río Caño y las estaciones Avaroa, Caquena y Calacoto en territorio boliviano.

Ese día, el gobierno boliviano envió una carta al Estado peruano expresando su preocupación por un proyecto de ley que declarara “de interés y necesidad pública” la ejecución del proyecto de trasvase de seis metros cúbicos de las aguas del río Desaguadero a la región de Tacna.

El 21 de septiembre se desarrolló la VI Reunión de la Comisión Técnica Binacional, donde se acordó instalar estaciones hidrometeorológicas binacionales sobre los ríos Mauri y Caño. Ambas delegaciones se comprometieron a que no se efectuarán acciones unilaterales en relación al uso de las aguas del río.

El 1 de octubre de 2010, el ministro Encargado de Negocios de la Embajada de Perú en Bolivia Jorge Wurst Calle envió una carta de respuesta a la Cancillería boliviana en la cual asegura que “Perú no hará uso unilateral alguno de las aguas de los ríos internacionales de curso contiguo o sucesivo que comparte con el Estado Plurinacional de Bolivia, en pleno y riguroso cumplimiento de los tratados bilaterales vigentes”.

“Por instrucciones de mi gobierno, el referido proyecto de ley (de trasvase) fue oportunamente desestimado por la autoridad nacional peruana competente, como fue consignado en el Acta de la V reunión de la Comisión Técnica Binacional Perú Bolivia del Río Maure-Mauri, y ratificada en el Acta de su VI reunión celebrada hace poco en la ciudad de La Paz”, señala Wurst.

El funcionario reitera que el gobierno peruano “no ejecutará decisiones unilaterales sobre la materia, contrarias a las obligaciones internacionales existentes entre Perú y Bolivia”.

Los gobiernos de Bolivia y Perú esperan instalar la estación hidrométrica binacional en la frontera común hasta fin de año, y avanzar al mismo tiempo en la negociación de un acuerdo de uso de las aguas en beneficio de ambos países que determine los caudales que le corresponden a cada país.