(ABI).- En la madrugada de este martes se normalizaron las operaciones de las plantas hidroeléctricas de Zongo, que fueron afectadas el lunes por medidas de presión asumidas por campesinos que exigían atención a sus demandas, tras la firma de un acuerdo, informó el viceministro de Régimen Interior y Policía Marcos Farfán.

“Para evitar la restricción del sistema de energía eléctrica se suscribió un convenio a las 03.00 horas con la Central Agraria de Campesinos para atender sus peticiones, con el fin de normalizar el servicio”, afirmó Farfán.

Señaló que las principales demandas de los comunarios de Zongo se refirieron a la construcción de un instituto tecnológico y la instalación de la red de telefonía de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL).

Indicó que otras demandas estaban relacionadas con temas de educación, salud, medio ambiente, asfaltado de caminos y el pago de regalías por la energía eléctrica generada en Zongo.

Farfán expresó que tras la firma del convenio “se abrieron las compuertas del servicio para alimentar a las turbinas de las plantas hidroeléctricas y así normalizar la dotación de energía eléctrica para la población”.

Por su parte, el Comandante Departamental de Policía Félix Segales manifestó que “no fue necesario hacer uso de la fuerza por parte de las fuerzas del orden que en un número de 160 efectivos entraron a Zongo para preservar el orden y reguardar la propiedad pública y privada”.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales Cesar Navarro acusó a los dirigentes campesinos de la población de Zongo de asumir actitudes arbitrarias, que causaron cortes de energía eléctrica en las ciudades de La Paz, El Ato, Cochabamba y Santa Cruz, a pesar de varios intentos de dialogo.

“Lo que notamos es una actitud de alto grado de irresponsabilidad y no de consecuencia de algunos dirigentes, porque nunca el Gobierno se negó, nunca se calló y nunca eludió, por el contrario, el Gobierno respondió de manera directa y efectiva, lo que si existió fue una conducta completamente irresponsable de los dirigentes de Zongo”, aseguró a los periodistas.

Explicó que el pasado viernes 24 de septiembre llegó a Palacio Quemado una “nota de amenaza” de medidas de presión de los dirigentes de Zongo, a la cual el Gobierno respondió con una nota de “invitación al dialogo”, que fue rechazada.

“Primero que la nota de amenaza llegó el 24 de septiembre a Palacio, nosotros respondimos el domingo 26 de septiembre, se trasladó una delegación del Viceministerio de Coordinación con Movimientos Sociales y de Gobierno para que entreguen una nota a los dirigentes de Zongo y la repuesta que dieron es que no aceptaban la invitación para venir a La Paz, que por el contrario ellos nos invitaban a nosotros a ir a dialogar a Zongo”, argumentó.

Navarro aseguró que esa invitación fue aceptada y se programó para la tarde del lunes, pero dijo que fueron sorprendidos por las medidas de presión que asumieron los comunarios de esa población.

Explicó que entre las demandas está la construcción de un hospital de tercer nivel, la construcción de dos institutos técnicos, incremento de las regalías, apertura de caminos y asfaltado de otros.

Navarro confirmó que las medidas de presión fueron paralizadas, después del dialogo que se realizó en esa población con representantes del Gobierno.

“No esperamos la presión para ir al dialogo, fuimos antes de que exista la presión pero lamentablemente los dirigentes no cumplieron con su palabra y empezaron la presión sin respetar su propia invitación al dialogo que hicieron ellos”, justificó.Por su parte, el ministro de Hidrocarburos y Energía Luis Fernando Vincenti descartó un racionamiento de energía eléctrica y aseguró un abastecimiento normal en todo el país.

Explicó a la ABI que la población sufrió un corte del servicio en varias ciudades del país por una acción arbitraria de comunarios de Zongo y no como consecuencia de una posible falta de electricidad.

“Hemos tenido lamentablemente una acción excesiva de parte de la comunidad agraria del valle de Zongo, sin embargo esta situación se ha normalizado en menos de 24 horas y podemos garantizarle al país que la generación y la distribución eléctrica está en niveles de absoluta normalidad y no habrán racionamientos”, garantizó.

“No es un racionamiento, sino es una medida de contingencia que tuvimos que tomar para prorratear en todo el país, de manera que todas las ciudades estén abastecidas, así tuvimos que cortar brevemente en algunos sectores”, justificó.

La Gobernación de La Paz aseguró el martes la ejecución de un proyecto carretero en Zongo para zanjar las demandas de los pobladores de esa región, que ocasionaron un corte de energía eléctrica en varias ciudades al desviar el flujo de agua de la planta hidroeléctrica instalada en esa localidad.

El gobernador de La Paz Cesar Cocarico informó que se comprometió atender la demanda de los pobladores de Zongo en la apertura de caminos y asfaltado de otros, para integrar esa región con el resto del departamento.

“Existen obligaciones de parte del Gobierno Departamental que serán atendidas como la construcción del camino Guaqui-Zongo con la construcción de 18 kilómetros en su primera fase”, indicó a los periodistas.

Precisó que la inversión de esa vía caminera, en su primera fase, será de 15 millones de dólares, recursos que serán consignados en el Programa Operativo Anual (POA), reformulado de 2011.

“Además tenemos planes de mantenimiento de caminos porque sabemos que la población de Zongo tiene un camino de acceso difícil que hay que mejorar para favorecer a la circulación de productos”, aseguró.

“También ejecutaremos el proyecto a diseño final Barrio Ferroviario Guaqui que tiene que concluirse en octubre. Son esos los compromisos que el Gobierno departamental ha asumido”, enfatizó.

Cocarico agregó que las instancias gubernamentales también atendieron las demandas de los comunarios de Zongo en la construcción de un instituto tecnológico y la instalación de la red de telefonía de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), entre otras.