El Presidente Evo Morales y el gobernador de Santa Cruz Rubén Costas soslayaron por un momento sus diferencias políticas y entregaron juntos la carretera Mataral – Vallegrande de 50,6 kilómetros de longitud en el Municipio de Vallegrande. Morales prometió a los cruceños una millonaria inversión en proyectos carreteros el próximo año.

Morales y Costas, hasta hace poco enemigos políticos irreconciliables, se dieron la mano y prometieron trabajar de manera coordinada en otros proyectos carreteros. “Mi gran deseo señor gobernador es que entreguemos juntos obras pequeñas, medianas y grandes por lo menos cada dos o tres meses”, dijo el Presidente Morales. “Debemos luchar contra la pobreza, el único enemigo que tenemos todos los bolivianos”, le respondió Costas.

El presidente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) Luis Sánchez informó que la carretera construida por el Consorcio Cruceña y Asociados, bajo la supervisión de IPA, demandó una inversión de 14.296.854 dólares, financiados en un 70 por ciento con un préstamo de la CAF y 30% de aporte la Gobernación de Santa Cruz.

La carretera de alto tráfico vehicular está conformada por una capa de rodadura de tratamiento superficial doble, que consiste en tres capas de asfalto caliente y tres capas de material granular seleccionado. El ancho de calzada es de 7,30 metros (3,65 metros por sentido de circulación), bermas de un metro, ancho de plataforma de nueve metros y derecho de vía de 50 metros por lado.

Morales prometió que su gobierno invertirá en nuevos proyectos carreteros el próximo año, como por ejemplo la vía El Espino-Charagua-Boyuibe; el tramo San José de Chiquitos-San Ignacio de Velasco; y la carretera San Ignacio de Velasco – Concepción, según un reporte de la agencia ABI.

También se iniciarán los estudios de la doble vía Montero-Cochabamba y la doble vía Caracollo-Cochabamba; y de las rutas San Matías-Santa Rosa del Sara-Santa Cruz que son parte una vía bioceánica que unirá el Atlántico con el Pacífico.

En diciembre de 2007, los presidentes Morales, Lula da Silva de Brasil y la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet acordaron construir un corredor de 5.850 kilómetros de longitud que unirá el Puerto de Santos en el océano Atlántico con los puertos chilenos de Arica e Iquique en el océano Pacífico, atravesando los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba y Oruro.

El proyecto tiene un costo aproximado de 1.000 millones de dólares, de los cuales Chile se comprometió a invertir más de 93 millones, Brasil casi 133 millones y Bolivia 752 millones de dólares.

Por otro lado, Morales recordó que en Corea tramitó un crédito de 250 millones de dólares para construir los puentes más largos de Bolivia en los ríos Grande, Beni, Mamoré y Madre de Dios. “Vamos a garantizar la construcción de grandes puentes en los ríos donde jamás se han construido, como el puente Banegas que ya tiene asegurados 40 millones de dólares de financiamiento; ahí sí Bolivia estará integrada del oriente a occidente, de Santa Cruz a Cochabamba, de Cochabamba a Beni, de La Paz a Cobija y de ahí a Villazón”, anunció.

El 10 de agosto, la empresa constructora MCI entregó a la ABC los puentes Boyuyo y Chivecito de 61,20 metros de longitud en la ruta fundamental N. 16 del tramo Cobija – Porvenir – Chivé en el departamento de Pando. En puente Boyuyo se encuentra a 85 kilómetros de la ciudad de Cobija, y el puente Chivecito, a 185 kilómetros. Fueron construidos con una inversión de 802.519 dólares financiados por la CAF y la Prefectura del departamento.