Tres mil millones de seres humanos, es decir dos quintos de la población mundial corren el riesgo de enfermarse de malaria, la parasitosis más extendida que existe actualmente sobre la tierra.

“Hemos tratado de estudiar el porsentaje de la población global que puede contraer la enfermedad del Plasmodium Vivax, la especie más extendida del mundo y responsable de este tipo de patología durante el año 2009, y hemos constatado que el 91% de los habitantes de Asia Central y zona sub-oriental, corren serio peligro de enfermarse de malaria o paludismo”. Ha declarado el doctor Simon Hay, zoólogo de la Universidad de Oxford y co-autor de la investigación que tiene el ambicioso objetivo hacer un mapa de la patología a nivel mundial.

La investigación ha sido publicada en la revista Plos Neglectel Tyropical Disease, que forma parte del proyecto Malaria Atlas Project, (proyecto internacional no-profit) y ha sido posible realizarlo gracias a los datos proporcionados por las naciones dónde la enfermedad es endémica.

En base a estos datos, se han creado tres tipos de riesgo: ausente, inestable (menos de 0.1 caso por mil personas al año) y estable (más de 0.1 casos por mil personas al año). En relación a las areas más peligrosas, los investigadores han tenido en cuenta las informaciones relativas a las temperaturas, al grado de aridez y la correlación variable de estos dos datos con la presencia de los parásitos de los mosquitos anopheles. Seguidamente , los científicos han coordinado todos los datos que han obtenido en un mapa donde estaba distribuída la enfermedad en la población mundial para finalmente poder definir el porcentaje de riesgo global.

De los casi tres mil millones de personas que durante el 2009 han sido expuestas al posible contagio, el 57,1% vive en áreas a riesgo inestable. La mayoría (91%) están radicados en el continente asiatico, en América Central y del Sur el porcentaje llega al 5.5% y en Africa al 3,5%.

En relación a la difusión de la malaria de Plasmodium Vivax en el continente africano ha sido necesario tener presente que si el protozoo está presente en modo ubicuo, la población resulta protecta por la ausencia del antígeno Duffy, y cuando no está presente en los glóbulos rojos, vuelve las personas refractarias a la infección del parásito. Se considera que en las poblaciones de Africa Central y Occidental, esta mutación haya llegado a una frecuencia de 1000%, haciendo de esta población inmune al Plamodium Vivax.

Después de casi un siglo de estudios y controles, se ha establecido que el Plasmodium Vivax sigue siendo el parásito más difundido en el mundo, mucho más del Plasmodium Falciparum, considerado como el más peligroso y que detiene el más alto porcentaje de mortalidad.

Crear este mapa significa delimitar los límites espaciales al interior de los cuales la endemicidad de la transmisión del PlasmodiumVivax es cierta. Durante el 2008, se han detectado, en el mundo, 247 millones de casos de malaria, que han llevado a la muerte casi un millón de personas, casi todos niños. Conocer las zonas de máxima proliferación de los varios tipos de parásitos del tipo Plasmodium es el inicio para poder contrarrestar este tipo de enfermedad.