El alcalde de Cochabamba Edwin Castellanos (MAS) fue elegido presidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM) en una reunión informal de alcaldes oficialistas realizada el 30 de julio en la ciudad de Cobija. LaFederación FAM desconoció el encuentro ilegítimo que intentó suplantar al V Congreso Nacional oficial programado para el 20 de agosto.

El pasado viernes se celebró en la capital de Pando un encuentro de alcaldes del Movimiento al Socialismo (MAS) que deliberó sin quórum y con delegados acreditados irregularmente, excluyendo a representantes de otros partidos. El concejal Jorge Silva del MAS explicó que el encuentro municipal de Cobija fue llevado adelante porque la decisión de posponerlo hasta el 20 de agosto fue conocida tardíamente.

Según un comunicado de la FAM-Bolivia, el supuesto V Congreso que se llevó a cabo en Cobija viola el Estatuto de la Federación y fue “únicamente un evento que reunirá a miembros y simpatizantes de un partido político, el cual tiene todo el derecho a reunir a sus alcaldes y concejales militantes, pero no a nombre de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia, la cual es una persona colectiva de derecho privado, que representa los intereses de los municipios del país con un carácter plural y democrático”.

“El del viernes ha sido un evento político partidario que busca dividir al sistema asociativo municipal y que excluyó a tres Asociaciones Departamentales y seis alcaldes de ciudades capitales”, denunció el actual presidente de la FAM y alcalde de la ciudad de La Paz Luis Revilla.

El presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) Katzumi Bany y la presidenta del Concejo Municipal de la ciudad de La Paz Gabriela Niño de Guzmán convocaron a la reflexión y al respeto de la institucionalidad del municipalismo.

“Manifestamos nuestra preocupación por esta arbitrariedad que pone en evidencia la ambición de poder, y romper la legalidad, legitimidad y la construcción de un sistema asociativo municipal con los once años de la FAM-Bolivia y 16 años de Amdecruz, y todo el proceso de municipalización que se ha venido dando”, enfatizó Bany, y calificó como una acción separatista la decisión de convocar a un “congreso paralelo”, sin considerar ni respetar la pluralidad política partidaria, la pluriculturalidad y el respeto a la minoría.

“Yo lamento profundamente que los militantes del MAS se precipiten, pero hay que hacer las cosas bien, hay que entrar por la puerta y no por la ventana”, comentó Revilla y recordó que, según los estatutos y la institucionalidad de la FAM, sigue siendo el presidente de esta instancia municipal hasta el 20 de agosto, cuando entregará el cargo a su sucesor elegido en el Congreso de la FAM.

El secretario del Concejo Municipal de La Paz Omar Rocha (Unidad Nacional) rechazó el intento del MAS de copar la presidencia de la FAM llevando adelante un congreso ilegal en la ciudad de Cobija, al que sólo asistieron los concejales y alcaldes del oficialismo.

“La FAM no es un sindicato, no es un movimiento social,es una instancia representativa de carácter plural”, dijo el concejal. El problema no es que el oficialismo cope la asociación municipal, sino que “quieren entrar por la ventana, pudiendo entrar por la puerta grande el próximo 20 de agosto” con la participación de 337 alcaldes y de más de dos mil concejales, afirmó.

“Vamos a rechazar cualquier posición política que emerja de este proceso o de esta reunión política que sólo está representada por alcaldes y concejales del partido en función de gobierno. Yo quiero llamar a la reflexión e invocar a que no destruyan la FAM, esta tiene que estar constituida por todas las fuerzas políticas y agrupaciones ciudadanas de pueblos indígenas”, recalcó Rocha.

Revilla solicitará al Ministerio de Transparencia que investigue el presunto uso de recursos del Estado para financiar la reunión de alcaldes en Cobija. Aseguró que la FAM-Bolivia es una institución de derecho privado, por lo que ninguna entidad pública puede intervenir en sus actividades.