El increíble avance de la telefonía móvil trae ahora como novedad una generación de celulares capaces de permitir al ser humano casi cualquier acción, documentar visitas o tener a su mano la Realidad Aumentada, nombre de la más reciente novedad.

Los más curiosos y detallistas tendrán la oportunidad a partir de ahora de hacer una foto con su teléfono móvil de un monumento histórico en cualquier parte del mundo y registrar a la par las características de ese lugar con todos sus elementos.

Un reciente anuncio tecnológico difundido por Internet describe la Realidad Aumentada (AR, debido a sus siglas en inglés), un móvil con cámara, mucho más inteligente que sus predecesores.

Permite este aparato tomar una imagen y escoger alguna de las capas que existen en ese contenido: donde hay un cajero automático cercano, cómo se llama el edificio, donde está el hospital más cercano o el hotel de su preferencia, entre otros muchos datos.

La nueva tecnología se apoya en un servicio de GPS o satélite de posición global, que a fuerza de considerarse habitual entre los humanos, ahora aporta un nuevo granito de arena, con una serie adicional de canales de información.

Los expertos consideran que para 2013 existirán alrededor de mil 400 teléfonos de este tipo en el mundo y por lo tanto se consideran de Realidad Aumentada.

En la actualidad ya el mercado opera con decenas de aplicaciones que permiten un servicio de este tipo para teléfonos Android, iPhone, BlackBerry y algunos de la marca Nokia, mientras la pujanza de Google, además de la navegación por Internet, apunta ahora a Google Googles. Esa nueva aplicación permite enfocar la cámara del teléfono a monumentos históricos y obtener información detallada.

Otra de las aplicaciones, una de las más populares, se nombra Layar, cuando su cofundador Maarten Lens-Fitzgerald, refirió que se trata de un motor de búsqueda en vivo, para conocer lo que deseas en tus alrededores.

Este especialista señala que el mundo es cada vez más complejo y tiene más información, por lo tanto cualquier herramienta de ayuda para acercarte a este mundo es útil.

Sin embargo, el peligro de abandonar la experiencia de primera mano está latente, por lo tanto incluso los inventores aconsejan que si estás en un paraje natural y agradable no emplees este tipo de artilugio.

Pero estas aplicaciones potencian el trabajo de las empresas, pues unas crean esas ideas, otras las recogen y las venden, transformándose en una cadena tecnológica. A ello se pueden sumar otras novedades como la interacción positiva con el usuario, el reconocimiento facial como ejemplo.

Entre los más recientes experimentos, explica la presidenta ejecutiva de TAT, Charlotta Falvin, está Recognizr, para comprender el rostro y buscar los rastros de datos en las redes sociales como Twitter, lo que podría estar a fines de este año listo. Tales AR podrían ayudar en el conocimiento de las personas apuradas, por ejemplo alguien pasa por tu lado, se atraen, marcas con tu celular a la persona, buscas su información y posteriormente pueden establecer amistad.

Aunque el temor está en la privacidad de tecnologías como Recognizr, pese a que los inventores auguran un dominio absoluto de cada persona sobre sus datos.

Estos avances permitieron además que la empresa holandesa Nokia empleara su blog oficial para reírse de su rival Apple y iPhone.

Para ese jocoso fin, empleó fotos documentando las diversas maneras en que se pueden sostener sus teléfonos, y que cualquier posición permitirá hacer una llamada telefónica, frente a sus rivales.

Estas pinceladas tecnológicas también apuntan a las consolas de juego PlayStation 3, que a partir de finales de junio pueden actualizar vía Internet sus características, tal proceder mediante suscripción gratuita y de contenido exclusivo.

Dichas actualizaciones permiten editar y subir videos a YouTube y mayor integración con otra red social de relevancia, Facebook.

Y sobre los temas de redes sociales, se especula en el mundo cibernético que Google podría presentar pronto una nueva red de este tipo para competir con Facebook.

Mientras, para otros ejecutivos, esa manera de trabar amistades, por llamarlo de algún modo, centraría en cuestiones no tanto de rumor, sino de realidad a las puertas.

Lo curioso es que mientras para nuestras abuelas los rumores o chismes de barrio se difundían de boca en boca entre un puñado de personas de una misma comunidad, hoy hablamos de temas de alta tecnología, casi ciencia ficción, en corrillos mucho más amplios y en varios idiomas.

Por tanto, ese futuro que muchos escritores auguraron, ahora va por caminos de diferentes rutas, no fuera de nuestra orbita circunterrestre, sino dentro, mediante aparatos y aplicaciones cada vez más pequeñas.

Lo único contradictorio, es que para poder disfrutar todos estos aparatos y sus aplicaciones, y tener cercano a amigos distantes miles de kilómetros, tenemos que proteger este planeta, porque de lo contrario deberíamos buscarnos otra casa, en otra galaxia.

* Colaborador de Prensa Latina.