Cochabamba, (ABI).- El presidente Evo Morales pidió el domingo a los representantes de las naciones indígenas minoritarias del oriente del país, que aspiran a obtener más escaños en la Asamblea Legislativa Plurinacional, no discriminar a la mayoría de la población boliviana, porque para designar a sus parlamentarios necesita hasta más de 100.000 votos y no solamente el apoyo de unos 500 ciudadanos.

“Esta bien que las minorías tengan representación, pero esta forma de obtener la representación parlamentaria, solamente con 500 ó 1.000 votos, frente a 120.000, también es otra forma discriminación”, dijo.

El Jefe de Estado lamentó la huelga que protagonizaron seis de los siete diputados de las circunscripciones especiales el viernes y sábado últimos en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en demanda de 18 escaños.

La Cámara de Diputados estableció que el censo de población que se realizará el año 2011 en Bolivia establecerá los cupos para las 34 naciones indígenas minoritarias del país, al margen de los aymaras y quechuas.

Morales dijo igualmente que los dirigentes de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB) que promueven una marcha para exigir reivindicaciones ilegales “quieren violar la Constitución (..) que refleja la multiculturalidad, la pluralidad, la diversidad de nuestros pueblos”.

“Algunas demandas son imposibles de atender porque van contra la nueva Carta Magna”, dijo el Mandatario, al referirse a la pretensión de la CIDOB de que todas las tierras fiscales del oriente sean distribuidas entre las comunidades indígenas de esa región.

A su juicio, algunos dirigentes de la CIDOB dan una mala imagen a esa organización por cuestiones de protagonismo y anteponiendo, sus intereses personales a los de Bolivia.

Sobre la CIDOB existen sospechas de pactar con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

“Esperamos que los compañeros puedan reflexionar y no mellen la dignidad de esa organización. Si quieren descuartizar al Estado plurinacional, priorizando intereses personales y no nacionales, mostrarán que no son buenos bolivianos”, aseveró.

El Jefe de Estado se refirió al tema en una rueda de prensa, tras la reunión que sostuvo el domingo en Cochabamba con los alcaldes y concejales del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).