(Plataformaenergetica.org) El gobierno del presidente Evo Morales rechaza abiertamente la consigna “amazonia sin petróleo”. “Intereses foráneos plantean consignas como ‘amazonia sin petróleo‘ y ‘no más pozos petroleros‘, en abierta oposición a la profundización del proceso de la nacionalización y el mejoramiento de la economía nacional”, dijo Morales. (Matutino oficial Cambio)

“La derecha usa a algunos hermanos dirigentes para oponerse o para pedir algunos temas que son tan profundos e innegociables: cómo es posible que todas las tierras fiscales o parques nacionales pasen a manos de algunos hermanos indígenas; que todas las concesiones madereras, una vez recuperadas, pasen a pequeños grupos del movimiento indígena en Bolivia. Siento que es una forma de oponerse a las políticas que vamos desarrollando”, lamentó.

El Presidente advirtió que expulsará del país a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), a la que acusó de financiar acciones políticas en desmedro de los avances de la nacionalización de los hidrocarburos.

“Como la derecha no encuentra argumentos para oponerse al proceso de cambio, ahora recurre a algunos dirigentes campesinos, indígenas u originarios, quienes son pagados con prebendas de algunas ONG (organizaciones no gubernamentales) y fundaciones a fin de implantar un clima de conflicto con el Gobierno en desmedro del proceso de unidad que vive el país”, advirtió.

A Morales no le “temblaría la mano para expulsar a ese instrumento del imperialismo que quiere perjudicar a este proceso de cambio financiando mediante algunas ONG a algunos hermanos dirigentes sindicales del campo y la ciudad”.

En tanto, la marcha de los pueblos indígenas, que el lunes partió hacia sede de gobierno, llegó el martes a Casarabe, comunidad ubicada a 52 kilómetros de Trinidad.

Según el presidente de la Cidob Adolfo Chávez, pese a que el Gobierno intenta dividir y debilitar a los pueblos indígenas, la medida de protesta continuará hasta conseguir que sus demandas sean atendidas.

Los indígenas piden la titulación de tierras, la garantía de su autogobierno, el respeto a la consulta previa a las operaciones petroleras y otras exigencias que deben estar refrendadas en la ley marco de autonomías que desarrolla el Ejecutivo, empero, el Gobierno califica la marcha como una medida política y las demandas de anticonstitucionales.

La semana pasada, el ministro de Autonomías y Descentralización, Carlos Romero, aludió a la ONG Cejis de estar detrás de la marcha de los indígenas, reportó el matutino El Deber.

Este diario cruceño señaló que ayer, desde Trinidad, el director de Cejis, Leonardo Tamburini, respondió que lo único que busca el ministro Romero es deslegitimar la demanda de los indígenas.

“En 33 años de existencia, el Cejis nunca buscó a Usaid para un financiamiento y viceversa. Lo mínimo que debería hacer el Gobierno es venir a Trinidad y alcanzar a los marchistas para ver que la medida de protesta es totalmente legítima”, sugirió.

Según informó el líder de la Cidob, Adolfo Chávez, los marchistas descansarán hoy en Casarabe y mañana avanzarán hacia San Pablo. Los reportes periodísticos señalan que tras dos días de caminata sobre asfalto aparecieron los primeros enfermos, sobre todo mujeres y niños que fueron afectados por el sol intenso y el viento frío que sopla del sur

Según Chávez, ocho son las regionales indígenas que marchan hacia La Paz, incluida una del trópico de Cochabamba. El dirigente dijo que la marcha que realizan los indígenas de tierras bajas tiene el respaldo de una gran mayoría de sus centrales regionales y son sólo tres las que no participan: la APG, Cpesc y Weehnayek.

www.plataformaenergetica.org