El empresario y ex dirigente presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marincovic, fue declarado rebelde ante la justicia por la juez Betty Yañiquez, quien ordenó su detención y arraigo. Marincovic no se presentó a declarar ante el fiscal que investiga el caso terrorismo.

“De acuerdo al artículo 89 del Código de Procedimiento Penal, se libra el correspondiente mandamiento de aprehensión y el arraigo contra el imputado declarado rebelde Branco Marinkovic”, señala la resolución aprobada por la Juez.

La declaración fue emitida a pedido del fiscal del caso Marcelo Soza.

Marinkovic, un acérrimo opositor de Morales, desapareció de la vida pública o al menos de los medios de comunicación, después de haber liderado el movimiento que fue llamado en los sectores populares como el golpe separatista.

Más tarde, Marincovic —de origen croata— fue imputado por los fiscales en la banda terrorista que, bajo el liderazgo del croata-boliviano Eduardo Rosza, quería dividir Bolivia. Marincovic será defendido en el proceso por un abogado de oficio.