El 2 de junio de 2010, un camión cisterna de le empresa industrial Tierra Ltda. derramó 7.000 litros de diesel del los 15 mil que transportaba en la Reserva de Fauna andina Eduardo Avaroa, extremo suroeste de Potosí (Sud Lipez), en el valle del río Sulor que desemboca en la zona noreste de la Laguna Colorada.

Según la Liga de Defensa del Medioambiente (Lidema), 7.000 litros del hidrocarburo es suficiente para haber generado un desastre ecológico localizado en una importante superficie del curso del bofedal y el río Sulor, un ecosistema de elevadísima fragilidad categorizado internacionamente como Sitio RAMSAR por sus ecosistemas acuáticos y por la nidificación de inmensas colonias de flamencos.

Lidema alerta que la zona es muy vulnerable a cualquier otra eventualidad por el tránsito de camiones de la empresa Tierra con diesel y diversos reactivos químicos de enorme poder contaminante, como ácido sulfúrico. Sugiere al SERNAP y a la propia empresa que tomen recaudos e incluso desvíen el camino lejos de la Laguna Colorada, el destino ecoturístico más visitado de Bolivia.