(ABI).- El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, aseguró el jueves que los comunarios de los ayllus de Uncía, donde cuatro policías fueron linchados hace más de una semana, están dispuestos a entregar los cadáveres en cuestión de horas.

Informó que en la mañana del jueves recibió una llamada telefónica en la que le comunicaron que los comunarios están muy preocupados por la presión social que perciben y que, por tanto, están “dispuestos ya a entregar los cadáveres”.

“Es cuestión de horas, no sin antes asegurarse alguna maneras más o menos honrosa para que salgan de la situación, por la complejidad del problema”, remarcó.

Dijo que los campesinos están reunidos para asumir la decisión final que pondrá punto final a un drama que puso en vilo a esa región y a los familiares de los policías linchados.

El Defensor del Pueblo, que estuvo en esa región intentando negociar con los comunarios, informó que está esperando otra llamada telefónica para viajar a Uncía, en el departamento de Potosí, para recibir los cadáveres.

“Yo recibiré en las próximas horas de hoy algún mensaje muy concreto para que me constituya en el lugar de los hechos y proceder, Dios mediante a la recepción de los cadáveres”, puntualizó.

Villena dijo que la petición de los familiares de los policías linchados, de no presentar cargos contra los comunarios si les devuelven los cuerpos, es atendible desde el punto de vista humano, pero no desde el judicial que deberá proseguir con la investigación de los hasta ahora confusos sucesos.

Según versiones aún no confirmadas, los cuatro policías fueron linchados porque extorsionaban a los campesinos del lugar, aunque otras versiones señalan que fueron confundidos con ladrones.