La Habana, Washington y París (PL).- La crisis económica global constituye una de las formas de terminar con la vida de los seres humanos, denunciaron en Cuba participantes en el IX Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación.

En la jornada inaugural de ese evento, con representantes de seis países, la presidenta de su Comité Científico Isabel Moya apuntó que este fenómeno va más allá de uno de los cíclicos períodos de problemas del capitalismo.

Ahora vivimos la profunda crisis de un modelo de vida depredador que está acabando con el planeta y la especie humana, agregó la también directora de la Revista Mujeres.

Subrayó que en América Latina, “la región del mundo donde resulta más desigual la distribución de la riqueza y las políticas neoliberales dañan a los pueblos”, la pobreza tiene rostro de mujer y de niña.

Puntualizó además que en esta área geográfica resulta muy peligroso ejercer el periodismo, pues impunemente -consideró- se amenaza, coacciona o asesina a integrantes del gremio.

Sobre la realidad de Cuba, criticó Moya, se tergiversa, manipula y miente en ocasiones de manera abierta, y con un manto de silencio intentan ocultar los logros de la mayor de las Antillas.

Las crisis nos ponen en situaciones límites para levantarnos a quienes hacemos periodismo feminista, sostuvo la mexicana Sara Lovera, asistente habitual a estos certámenes iniciados en 1993.

Sentenció que en su nación, “hundida en sangre por los más de 30 mil ejecutados durante los últimos tres años”, hay escasez de democracia y seguridad.

Existen muchas mujeres que trabajan de manera informal y sin seguro económico, condiciones higiénicas necesarias y confianza en mantener su integridad física, amplió.

La española Cristina Pérez opinó que las féminas están obligadas a sobreponerse a manifestaciones discriminatorias en las sociedades y a superar los obstáculos de quienes pretenden minimizarlas.

Al presentar el proyecto de un peculiar video juego, la también presidenta de la Asociación de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación de su país se refirió a la prevención de la violencia de géneros y los conocimientos de los derechos sexuales.

También ahondó, como principios de dicho producto, en la educación y la utilización de un lenguaje no sexista, y la conciliación de la vida personal, laboral y profesional de las representantes del mal llamado sexo débil.

Las mujeres en el mundo “rico”

La incidencia de artritis reumatoide se encuentra en aumento entre las mujeres estadounidenses, según los resultados de una investigación difundida en Washington.

Investigadores de la Clínica de Mayo, en Minnesota, señalaron que los casos de esa enfermedad autoinmune se incrementaron en 2,5 por ciento entre 1995 y el 2007, después de 40 años de declive, pero entre los hombres cayó en un período de 12 años.

La enfermedad provoca dolor e hinchazón lo cual puede causar a quien la padece problemas de movilidad. Este problema de salud suele presentarse entre los 40 y los 50 años y las mujeres tienen tres veces más probabilidades de sufrir esa enfermedad que los hombres.

Los responsables del estudio analizaron el historial clínico de residentes de Olmsted County, Minnesota. Como resultado encontraron que los casos de artritis reumatoide aumentaron en 2,5 por ciento por año a partir de 1995 a 2007, mientras que entre los hombres la incidencia de la enfermedad bajó entre los hombres en un 0,5 por ciento.

“Observamos un aumento modesto de la incidencia de la artritis reumatoide en mujeres durante el período del estudio, que siguió una declinación aguda en incidencia durante los cuatro décadas anteriores”, según la autora principal del estudio, Sherine Gabriel.

Estudios previos han encontrado un vínculo entre el hábito de fumar y la artritis reumatoide. La deficiencia de vitamina D también ha estado asociada con el desarrollo de esa condición.

En Francia, la mortalidad femenina por cáncer de pulmón se cuadriplicó en 15 años en las francesas entre 35 y 44 años de edad, revela una investigación del Instituto Gustave Roussy. Entre 1984 y 1999 la cifra de defunciones se igualó a las reportadas en el sector masculino en 1950.

Los científicos determinaron que en los hombres del mismo rango de edad se redujo a la mitad el número de fallecimientos por esta dolencia en 10 años. De acuerdo con la exploración en estos últimos bajó el consumo de tabaco mientras se detectó un incremento en las féminas.

Según Catherine Hill, al frente de la investigación, el aumento del precio de las cajetillas de cigarros ayudaría a disminuir los fumadores.

Las cifras desfavorables reportadas en Francia confirman la preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dedica cada 31 de mayo próximo, Día Mundial sin Tabaco, a este sector.

Debido al progresivo aumento del consumo de cigarros en las mujeres, la institución dirigirá a ellas esta fecha con una alerta a la fuerte promoción que hace la industria para tratar de captar el mayor número cada año.