Sena.- Basados en la nueva Constitución Política del Estado y la ley de hidrocarburos que establece el respeto a los derechos de los pueblos indígenas y se preserve sus culturas, los pueblos indígenas Guaranés son claros al señalar que no permitirán actividades petroleras en el Parque Nacional Aguarague.

La publicación digital de Reporte Energia detalla que YPFB Petroandina S.A.M. (Sociedad entre YPFB y PDVSA) tiene previsto perforar su primer pozo denominado Timboy en el bloque chaqueño Agüaragüe Sur “A” a partir del segundo trimestre de la gestión 2010 de acuerdo a afirmaciones del directorio de la empresa.

YPFB Petroandina S.A.M. tramita la respectiva licencia ambiental para llevar adelante las labores y encara los trabajos de ingeniería básica y de detalle para construir los accesos a los sitios escogidos y localización de la planchada sobre la que se construirán las fundaciones que soportarán el equipo de perforación.

La determinación del pueblo guaraní del Chaco de Tarija, respaldada por su organización a nivel departamental y nacional, fue tomada tras la “Gran Asamblea” realizada el 14 y 15 de Abril en la comunidad de San Antonio en Villamontes, la misma que fue precedida por una marcha indígena que partió desde Yacuiba.

Los indígenas se reunieron en la Asamblea con el ministro de Energía e Hidrocarburos, Luis Fernando Vincenti, donde expusieron sus demandas y avanzaron en el análisis de algunos temas, pero, respecto a las operaciones en el Parque Nacional Aguaragüe y áreas de influencia no hubo acuerdo y se decidió no permitir actividad de exploración y explotación.

“Exigimos ‘una pausa por la Madre Tierra’ que se traduzca en la suspensión definitiva de todas las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el Parque Nacional Aguaragüe y áreas de influencia, mismas que son parte de nuestro territorio ancestral y sobre las cuales el Pueblo Guaraní tiene derechos precedentes al Estado Boliviano”, señala el documento resolutivo de los guaraníes.

Una de las principales razones de los indígenas guaraníes, weenhayek y tapietes para oponerse a la actividad petrolera en el Parque Nacional Aguaragüe es que ven con preocupación “la creciente destrucción del patrimonio natural de la región chaqueña. Esta situación se ve reflejada en el deterioro y contaminación de las fuentes de agua, cambio climático y lluvias, deforestación y erosión de los suelos, que no sólo afecta a los indígenas, sino también a la población local”.

Por su parte el ministro de Energía e Hidrocarburos, Luis Fernando Vincenti, explicó a los indígenas en la Asamblea, que la exploración de hidrocarburos en el país no puede parar debido al aumento de la demanda de gas en el mercado interno por las conversiones a Gas Natural Vehicular (GNV), y mayores envíos de este energético a países vecinos. “De alguna u otra forma todos contaminamos el medioambiente, pero se puede trabajar en reducir la mitigación. Las soluciones no son inmediatas, es un proceso en el que tendremos que avanzar, pero hay que explorar no más, es inevitable”, afirmó.

El Parque Nacional Aguaragüe fue creado mediante Ley de la República Nº 2083 en fecha 20 de abril del 2000. La Serranía del Aguaragüe se encuentra ubicada en la Provincia Gran Chaco del departamento de Tarija. El área protegida se encuentra en el este del Departamento de Tarija y cuenta con una superficie de 118 700 ha.

Quintín Valeroso – Presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní de Yacuiba, manifestó su desacuerdo con este tipo de proyectos “La posición nuestra es clara, concreta y corta: No se permitirá el ingreso a las empresas petroleras, trabajos sísmicos ni explotación dentro del Parque (Aguaragüe), puesto que es la única fuente de vida que tenemos ahí. Como pueblo guaraní vamos a hacer respetar estos derechos porque la madre naturaleza debe conservarse. No nos oponemos por oponernos, no estamos en contra de la mejora, pero si damos el espacio para que se destruya nuestras reservas, de que áreas protegidas estamos hablando”.

En el mismo sentido Justino Zambrana, dirigente Guaraní expresó “La verdad es que hay muchas cosas en las que deben reflexionar los ministros. Esta marcha que hemos realizado es una muestra de que se deben corregir algunas cosas que se están cometiendo en contra de la humanidad y que el pueblo sale a defender. No estamos hablando de compensación sino de que se respeten los derechos y se hagan cumplir las normas para evitar que se dañe los recursos naturales, especialmente el agua. Una cosa es el Parque Aguaragüe y otra es lo que ha quedado fuera. Si se tiene que hacer consulta para actividades hidrocarburíferas fuera del Parque que se haga, no nos oponemos a este trabajo, pero que se realice de buena fe, sin engañar al pueblo indígena”.

Respeto al derecho de consulta.

Los representantes de la APG, denuncian que no se respetó el proceso de consulta, establecido en el Artículo 30 de la NCPE, previo al inicio de los estudios de sísmica 3D para el pozo Timboy X-2. “Se nos dice que los estudios de sísmica no causan ningún daño, pero esto lo conocemos porque ya hemos visto anteriormente en otros lugares donde se realizaron estudios de sísmica hubo disminución de los caudales de agua”, manifestó Jorge Mendoza de la APG.

Recordó que otros temas incluidos en el pliego de peticiones de la APG guardan relación con la necesidad de una respuesta inmediata de parte del Gobierno para dar solución al problema de los pasivos ambientales en Aguarague, legado de proyectos petroleros de décadas pasadas, que según Mendoza estarían vertiendo deshechos a las reservas de agua del parque contaminando el medio ambiente y poniendo en riesgo la salud de todos los habitantes de la zona.

“Otro de los problemas más grandes que tenemos es el tema de los pasivos ambientales en el campo Sanandita, hay dos pozos que a diario están derramando combustible a las quebradas y nadie dice nada, esa es la medida que hemos tomado, para que Yacimientos no venga con mentiras”, aseveró.