(ABI).- La Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia declaró el sábado cuarto intermedio en sus debates de más de 6 horas por la conveniencia de canalizar el preacuerdo suscrito la víspera con el Ministerio de Educación para resolver el paro indefinido que mantiene el magisterio desde el pasado lunes en demanda de un incremento salarial superior al 5%, propuesto por el Gobierno de Bolivia, informó a la ABI el dirigente Federico Pinaya.

“Se ha declarado cuarto intermedio en la discusión hasta mañana (domingo, desde las 9h00) porque los distritos participantes han sugerido algunos puntos, los cuales tienen que ser discutidos previamente con el Ministerio de Educación”, indico.

Pinaya señaló que el debate no llegó a ningún acuerdo porque la discusión sobre el planteamiento del Gobierno no engloba las demandas del gremio y tampoco permite responder a la “lucha valiosa” por mejoras salariales que han realizado los maestros de los diferentes distritos.

“Por ese motivo continuaremos con el debate porque todos rechazamos el aumento salarial del 5% que nos está planteando el Gobierno”, expresó.

Los maestros discutieronan, por momentos acaloradamente, los alcances de la propuesta del gobierno de Evo Morales.

Tras la firma del preacuerdo, la Federación Departamental de La Paz desconoció a su organización matriz, por una supuesta afinidad con el Gobierno.

Los dirigentes de los profesores de La Paz, entre otros José Luis Alvarez y Vilma Plata, mantienen invariable su decisión de mantener una huelga indefinida que ha paralizado parcialmente hace una semana las actividades escolares en Bolivia.

Los profesores de La Paz se han lanzado a las calles de la ciudad durante toda la semana.

El gobierno de Morales sostiene su decisión de incrementar los salarios hasta un máximo de 5%.

Los maestros de La Paz exigen, en cambio, una suba de entre 12 y 15%, mas el Ministerio de Educación ha ofrecido otro tipo de beneficios al sector inconforme.

“Este avance en la negociación permite establecer puntos que creemos que definitivamente van a dar solución a ese conflicto y a partir de ello abrir la posibilidad de que el día lunes se reinicien las clases”, destacó el ministro Roberto Aguilar.

Organizaciones de padres de familia se han soltado también a las calles contra la parada de las labores escolares y han exigido, incluso, la convocatoria de profesionales, ajenos al escalafón, para promover la reanudación de las clases.

Incluso se maneja la hipótesis de adelantar la vacación de invierno, entre junio y julio.

Aguilar precisó que el pre acuerdo incorpora reivindicaciones planteadas por el magisterio.

“Es importante ratificar que el criterio de acuerdos está en función de todo el magisterio urbano, no sólo del magisterio de La Paz”, aclaró.