Santa Cruz, (ABI).- El ex prefecto y gobernador electo de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que la Ley Transitoria de Autonomías, que se tramita en la Asamblea Legislativa Plurinacional, le importa, de plano, “un bledo”, en un mitin verificado el viernes para rechazar la norma impulsada por el oficialismo.

“Nos importa un bledo la ley corta, nos importa un bledo la ley de tránsfugas o transitoria, nos importa un bledo los decretos de ley de esa dictadura disfrazada en democracia”, se expidió el dirigente ante centenas de personas congregadas en la Plaza 24 de Septiembre, en el centro de Santa Cruz, a su vez a 900 km al este de La Paz.

La concentración, organizada por el político empresarial Comité Cívico Pro Santa Cruz, fiero opositor al gobierno del presidente Evo Morales y que, programada para las 15h00, comenzó con 5 horas de demora.

Costas acusó al gobierno de Morales de no regular los cultivos de hoja de coca, ” cómplices naturales del narcotráfico”, ya que los mismos estarían provocando inseguridad, zozobra, ajustes de cuenta y ” el posicionamiento de un paraíso delincuencial para la mafia internacional” en Bolivia.

Fiero opositor, también a la Ley de Transición a las Autonomías, que Diputados podría mandar a promulgar, Costas enfrenta, actualmente, un proceso por malversación de más de 10 millones de bolivianos utilizados en la realización del inconstitucional referéndum autonómico en 2008.

Indicó que esta demostración pacifica en rechazo a la “tiranía” del Gobierno sirve también para repudiar la falta de respeto a los principios de la justicia, libertad y el estado de derecho en el país.

También de verbo desenfadado, el presidente del CPSCZ, Luis Núñez, calificó de “sucia, trucha, sin vergüenza y cretina” al proyecto de Ley Transitoria de Autonomías, la misma que está orientada a permitir una transición ordenada de las antiguas prefecturas a los gobiernos autónomos departamentales, con procedimientos transitorios para su financiamiento y funcionamiento.

El vicepresidente Alvaro García Linera dijo el jueves que la Ley, abominada, además de Costas, por sus iguales de los departamentos Beni, Ernesto Suárez, y de Tarija, Mario Cossio, apunta a proteger los recursos públicos de “los pícaros y ladrones”.

Insistió que, a contrapelo de una versión que como reguero de pólvora se difundió en el país, la Ley determina la suspensión temporal de un gobernador o alcalde sólo en caso de formalización penal y la suspensión definitiva en la eventualidad que una indagación dejara evidencias incontrastables de corrupción.

También se dijo extrañado que de 337 alcaldes y 9 gobernadores electos sólo Costas, Cossio y Suárez se hayan quejado con tanta acidez contra la ley.