El ex presidente y líder de Podemos Jorge Tuto Quiroga se postuló como candidato a la presidencia y presentó su programa de gobierno en el que plantea convertir a Bolivia en el “corazón energético limpio de Sudamérica y capital mundial de las baterías de litio”.

Quiroga dijo que pese a la crisis económica, corrupción, criminalidad alimentada por el narcotráfico, “invasión chavista” y los atropellos contra el Estado de Derecho del gobierno del MAS, “Dios bendijo a Bolivia” porque “nos sobran las fuentes de energía más limpias de este siglo y tenemos la mitad de las reservas de litio del mundo”.

Explicó que el país puede beneficiarse de “las dos grandes necesidades del planeta en este siglo, que son energía limpia y baterías recargables de litio”.

Según Quiroga, Bolivia tiene “muy poco petróleo y carbón, que son contaminantes, calientan el planeta y nos pueden dejar sin agua en Occidente”. Sin embargo, “la energía limpia que necesita este siglo XXI la tenemos aquí: viene del gas que explotamos en el sur, de la geotérmica andina, de los biocombustibles de azúcar del oriente, de la hidroeléctrica de nuestras montañas que atesoran más energía que el gas, del sol que ilumina nuestro altiplano y del viento que recorre la amazonia”.

El candidato presidencial derechista hizo notar que su propuesta está lejos de ser considerada o aplicada por el gobierno del MAS.

“Si los que hoy gobiernan tuvieran capacidad y podríamos convencerlos de compartir esta visión, igual no podrían hacerlo porque su jefe (Hugo Chávez) no se los permitiría. Se están empezando a vender vehículos con baterías de litio que van a reemplazar el motor de gasolina, y auto con batería boliviana de litio ya no necesita petróleo chavista”, dijo.

Explicó que prácticamente todas las baterías que utilizamos en aparatos que forman parte de nuestra vida cotidiana: celulares, calculadoras y relojes, DVDs y Cámaras, filmadoras y computadoras, IPODs y MP3s, funcionan con baterías recargables de litio.

Anticipó que “más temprano que tarde, los más de mil millones de autos en el planeta tendrán baterías de litio; millones de camiones, de flotas, de motos, de barcos, de avionetas, de aviones, y hasta las casas del futuro recibirán su energía de grandes baterías recargables de litio”.

Una batería de litio para un vehículo pequeño cuesta más de mil dólares. “Imagínense fabricar en Bolivia buena parte de los 60 millones de baterías que requieren los autos nuevos cada año. Si tenemos la mitad del litio podemos exportar la mitad de las baterías”, estimó Quiroga.

El líder de Podemos aseguró que con ese programa “garantizaremos y mejoraremos los bonos que propusimos en 2005 y que ahora otros aplican”.