(Enlared).- En nuestro país cada hora muere un neonato o recién nacido, y cada media hora un niño perece por diferentes razones. Mientras que la mortalidad materna del país es una de las más altas del planeta (230 por 100.000 nacidas vivas), informó el Ministro de Salud y Deportes, Ramiro Tapia.

Tapia señaló este hecho luego de presentar el Plan Estratégico Nacional para Mejorar la Salud Materna Perinatal y Neonatal en Bolivia 2009-2015, el martes 12 de mayo en el Hotel Europa en la ciudad de La Paz.

“Tenemos una mortalidad materna muy grande, las más altas del planeta. Estamos en los últimos lugares en los indicadores y creo que esa preocupación ha hecho que nosotros tomemos posiciones alternativas en Bolivia” señaló Tapia.

Una de estas medidas “alternativas”, destacó la autoridad gubernamental, es el bono Madre Niño y Niña “Juana Azurduy de Padilla”, en el sentido en que con éste se promoverá el control médico de la madre y el niño antes y después del parto, se alentará que las gestantes asistan al médico.

La mortalidad materna e infantil está íntimamente relacionada por la atención del parto fuera de un centro hospitalario, señaló Tapia: “con el bono pretendemos que todas las madres sean atendidas en un centro de salud, que se eviten las complicaciones, que no muera la madre por la mala atención, por un sangrado o por un problema que pueda ser solucionado”.

Neonatos

Según información preliminar de la Encuesta Nacional de Salud (Endsa 2008), la mortalidad neonatal representaba el 50% de la mortalidad infantil (menores de un año) y el 40% de la mortalidad de la niñez (menores de cinco años).

La tasa de mortalidad neonatal en el país desde 2003 es de 27 niños que fallecen por cada 1.000 nacidos vivos. Aunque es importante resaltar que en el área rural este mismo indicador bajó de 35 a 26 por cada mil nacidos vivos.

Los departamentos que en 2008 presentaron los más altos índices de mortalidad neonatal son Potosí, La Paz, Santa Cruz, Tarija, Beni y Cochabamba, en tanto que en Oruro y Chuquisaca hay un menor grado de fallecimientos.

Las principales causas de la muerte neonatal, según investigaciones, ocurren por infecciones, asfixia, o que el niño haya nacido prematuro.

Salud de la mujer

En tanto que en la mortalidad materna, según los datos preliminares de las Endsa, se habría presentado una reducción importante de 390 a 229 muertes por 100.000 nacidas vivas, en el periodo 1994 a 2003, en tanto que las proyecciones al 2008 plantearían una reducción mínima.

El riesgo de morir por una causa vinculada al embarazo, parto o post-parto, es muy alto, señala el Ministerio en el informe sobre la salud materna e infantil presentado ayer martes 12.

Cada año, destaca el Informe, aproximadamente 623 mujeres mueren por complicaciones durante el embarazo, parto y post-parto.