(Agencias).- La compañía francesa Belloré presentó hoy en Bolivia un plan integral para industrializar baterías sólidas de polímero de litio (Li-poli), una variante de las baterías de iones de litio (Li-ion). El Presidente Evo Morales pidió al Ministerio de Minería que analice la propuesta y recordó que el objetivo principal de su gobierno es fabricar vehículos eléctricos en el país.

La empresa francesa Ormstom certificó que el Salar de Uyuni en Bolivia contiene al menos 5.000 millones de toneladas de litio, un recurso considerado fundamental para la industria automotriz en la era post petrolera.

El gobierno boliviano ha instalado una planta piloto para industrializar el recurso evaporítico, que en una primera etapa se producirá hasta 80 toneladas métricas de cloruro de litio al año, después hidróxido de litio y finalmente litio metálico para fabricar baterías.

El Presidente Morales encargó al ministro de Minería Luis Alberto Echazú que analice la propuesta de Bolloré, ya que tiene varias dudas, como por ejemplo “qué clase de socios pretenden ser, pues debe quedarles claro que Bolivia siempre será dueña de sus recursos”. También quiere conocer los plazos para fabricar baterías de litio.

La firma francesa inició contactos con Morales en octubre de 2008 para explotar yacimientos del Salar de Uyuni. El negocio avanzó luego de la reunión entre Morales y su homólogo francés Nicolás Sarkozy en París en febrero de este año, donde se acordó un programa de inversiones en hidrocarburos y litio.

También están interesadas en el negocio del litio las japonesas LG, Sumitomo y Mitsubishi, al igual que compañías de Corea del Sur, Estados Unidos y China.