A la republica checa la presidencia de la UE

Rodolfo Faggioni

enero 5, 2009Publicado el: 4 min. + -

Desde el 1 de Enero, la República Checa preside la Unión Europea tratando no hacer añorar la eficaz presidencia del jefe del Ejecutivo Francés Nicolás Sarkozy. Lamentablemente Praga ha empezado muy mal gracias a las fanfarronadas de su presidente, el "antieuropeo" Vaclav Klaus. Hace algunas semanas ha hecho irritar una buena parte del "establishment" europeo con expresiones no adaptas a un Jefe de Estado perteneciente a la U.E.

Ha anunciado que no expondrá la bandera celeste con las diez estrellas de la Unión Europea en el Castillo de Praga, porque le parece un paralelo con los tiempos en que la República Checa estaba obligada a izar la bandera de la Unión Soviética en sus palacios. Ha comparado también la reunión de los G4 europeos (Francia, Italia, Alemania y Gran Bretaña) en París sobre la crisis financiera, a la Conferencia de Munich de 1938 en la cual Hitler había obtenido el desmenbramiento de Checoeslovaquia. En noviembre, durante una visita oficial a Irlanda, ha provocado un incidente diplomático cenando con el "leader" de la campaña del "no" al referendum sobre el "Tratado de Lisboa", Declan Ganley. Al Ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda Michael Martin que habia manifestado "inoportuna" la cena, lo ha calificado como "hipócrita". En diciembre ha abierto un "frente" contra el Europarlamento, grabando conversaciones privadas de una delegación de europarlamentarios y difundiendo los contenidos a la prensa checa. Ha manifestado que ha sido "provocado" y no ha querido responder al diputado alemán y "leader" del Partido Verde Daniel Cohn-Bendit sobre sus relaciones con movimientos contrarios al "Tratado de Lisboa", financiados entre otras cosas con fondos de los Estados Unidos porque se ha presentado a la reunión con la "odiada" bandera de la Unión Europea. El Presidente Checo ha aumentado su ira hacia Bruxelas después del último Consejo Europeo donde se discutió y se adoptaron medidas sobre el delicado problema del "clima", porque él no acepta las teorias del "calentamiento global".

El presidente de turno de la U.E. Nicolás Sarkozy ha manifestado su contrariedad: "No se trata así al Presidente del Parlamento Europeo. No se tratan así a los presidentes de los grupos políticos parlamentarios y no se tratan así a los símbolos europeos a prescindir de las propias convinciones políticas. El que compara la Unión Europea a la Unión Soviética no comprende o no sabe lo que ha sido la URSS y no comprende lo que es la Unión Europea que ha sido fundada sobre la democracia, la libertad y la solidariedad".

Seguramente será una presidencia difícil pensando que tendrá como objetivo primordial, negociar la delicada "road map", que debería llevar al segundo referendum irlandés sobre el "Tratado de Lisboa" y que entrará en vigor a inicios del 2010. Es necesario también iniciar una nueva y fructífera relación con el nuevo Presidente de los Estados Unidos Barack Obama, una comisión esta preparando una reunión U.E.-U.S.A. antes del la cumbre OTAN; es importante también la integración de los Balcanes Occidentales, como lo es el problema medio-oriental.

El cotidiano francés "Le Figaro", en un editorial, ha insinuado que la transmisión de la presidencia París-Praga será muy fría. En efecto el 1° de Enero no habrá ninguna ceremonia oficial. La Presidencia Checa empezará oficialmente su mandato 7 de enero con una reunión cumbre de los Ministros de RR.EE. de la U.E. dedicada a la seguridad energética.

No se sabe si una pequeña capital como Praga podrá tener el mismo espacio mundial que ha tenido París, negociando sobre el problema Georgia, sobre la crisis financiera y sobre el clima con gran éxito. Según un análisis de European Policy Center (EPC), la República Checa tendrá mucha dificultad en presidir la Unión Europea.

Atrás