Es una vergüenza que la Justicia favorezca a los delincuentes, protesta el gobierno

La Corte Suprema ordena el traslado de Leopoldo Fernández a Sucre

Redacción Bolpress

septiembre 19, 2008Publicado el: 3 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Los ministros de la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia José Luis Baptista y Ángel Irusta emitieron el "Auto Supremo N. Int. 14", disponiendo que el juez quinto cautelar en lo penal de La Paz Williams Dávila se inhiba de conocer la causa que involucra al prefecto de Pando Leopoldo Fernández y que remita los obrados y al detenido a la ciudad de Sucre.

El juez Dávila inició en la víspera un proceso judicial por “masacre sangrienta”, un delito ordinario, contra Leopoldo Fernández, acusado de ser el principal responsable de la masacre campesina ocurrida el 11 de septiembre en el departamento de Pando.

La Suprema considera que es preciso solicitar al Congreso autorización para procesar a Fernández en un juicio de Privilegio Constitucional por su condición de autoridad elegida.

La Sala Penal Segunda de la Corte Suprema ordenó la excarcelación de Fernández y también solicitó alConsejo de la Judicatura que investigue al juez quinto cautelar del Distrito de La Paz con el propósito de esclarecer supuestos actos irregulares cometidos en el caso del prefecto.

"Toda supuesta irregularidad debe ser investigada a través de Régimen Disciplinario y, si es que se descubren irregularidades, debe sancionar o si son delitos debe remitir antecedentes al Ministerio Público", declaró el consejero Rodolfo Mérida.

Vergonzoso

"Este auto supremo de la vergüenza (N. Int. 14) demuestra que la impunidad está institucionalizada en el país; las instituciones de Justicia actúan o dejan de actuar de manera expedita para favorecer a los delincuentes", protestó el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales Sacha Llorenti.

Llorenti está sorprendido por la rapidez y la eficiencia de la Justicia en este caso. El auto de la Suprema llegó a la Corte de Distrito de La Paz a las 10:51 horas de este jueves y a las 11:30 el juez ya había sido notificado, cuando este tipo de casos suele resolverse hasta en dos meses. La autoridad recordó que la Suprema prolonga el juicio de responsabilidades contra Gonzalo Sánchez de Lozada por más de cinco años.

El viceministro de Justicia Wilfredo Chávez precisó que Fernández se encuentra confinado en La Paz por desacato al Estado de Sitio, y por tanto la "jugarreta" de la Suprema no cambia su situación.

Según el viceministro Chávez, el juez Dávila tiene la posibilidad de rechazar el auto de la Corte Suprema y cuenta 48 horas para fundamentar esa decisión: "Confiamos que se mantendrá en su decisión de enjuiciar a Fernández por delito ordinario; existen víctimas y un pueblo organizado para impedir el atropello y este acto de impunidad".

Dávila informó a la agencia ABI que remitirá a Fernández a Sucre en calidad de detenido y comentó que los querellantes tendrán que apersonarse a la ciudad de Sucre para seguir de cerca el proceso.

Atrás