Prefectos opositores enfrentan a un gobierno con 67% de apoyo nacional

Redacción Bolpress

agosto 12, 2008Publicado el: 5 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

El gobierno del Presidente Evo Morales, apoyado por más del 67 por ciento de votos en el referéndum del 10 de agosto, invitó a los prefectos ratificados en Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca a iniciar el diálogo este miércoles a las 10 de la mañana en La Paz. El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana envió una carta de invitación a los prefectos reunidos en Santa Cruz y puso a su disposición un avión de la FAB para que se trasladen a la sede de gobierno.

Morales invitó a los prefectos a "sumarse al proceso de cambio" y "trabajar juntos" por una Bolivia unida, fuerte y soberana. Los opositores condicionan el diálogo al reconocimiento de sus estatutos autonómicos regionales más que federales, y a la devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) a las regiones, una demanda inviable según el gobierno porque ya no es posible quitarles la renta dignidad a los ancianos del país.

La nueva correlación de fuerzas post referéndum revocatorio es desfavorable para la oposición derechista, la cual perdió legitimidad en las regiones de la "media luna" y dos importantes aliados en Cochabamba y La Paz. Además, los autonomistas enfrentan a un gobierno apoyado por dos tercios de la población nacional y que mantiene a todos sus prefectos. El prefecto de Oruro Alberto Aguilar fue ratificado en el cargo con 51.13% de votos, según el último reporte de la Corte Nacional Electoral (CNE) sobre el 95.53 por ciento del cómputo.

"Mas allá de sus intereses personales y de sus ambiciones personales, los prefectos necesariamente deben responder a todos los sectores y poblaciones de sus departamentos, deben velar por la unidad del país y por el desarrollo de sus regiones. Algunos prefectos de la media luna deben dejar de lado sus atributos de dictadores pues si bien fueron ratificados, existe gente que los rechazó en varios lugares de sus propios departamentos y esto debe ser tomado en cuenta", precisó el diputado Jorge Silva (MAS).

Silva reconoció el derecho legítimo a las autonomías ratificado en el referéndum autonómico de 2006 y en el referéndum del 10 de agosto. Pero esos estatutos se deben "redireccionar de un ámbito ilegal a otro legal para lo que es imprescindible el diálogo". Mientras que el Estado no tenga una nueva Constitución Política del Estado será inviable cualquier proceso autonómico.

Los prefectos y el gobierno están llamados a conciliar los proyectos autonómicos y el proyecto de Constitución Política del Estado. De no superarse la divergencia, Quintana no descarta convocar a un referendo dirimitorio para que el pueblo decida y se pronuncie sobre la reelección presidencial, las atribuciones de los gobiernos departamentales y sobre el límite máximo de la propiedad agraria, entre otros temas.

El presidente del Senado Oscar Ortiz (Podemos) está de acuerdo en entablar una mesa de concertación para acordar una nueva Constitución que incluya en su contenido autonomías e inclusión social con sinceridad y con franqueza; la devolución del IDH a las regiones y acuerdos económicos para frenar la inflación.

"Todos entendemos y aceptamos que la nacionalización de hidrocarburos es un sentimiento del pueblo boliviano, hay que ver cómo mejorar su administración, pero no por ello creo que se deba estatizar toda la economía. Poner un sistema socialista para el conjunto de la economía sería un fracaso y sólo nos llevará a mayor pobreza y al atraso", comentó Ortiz.

Apoyo a MoralesSe duplicó el apoyo al Presidente en Pando; en la elección del 2005 logró 20.85% y en el revocatorio alcanzó el 51,8 % de aprobación. La diputada pandina del MAS Ana Lucía Reis interpreta que la ratificación del prefecto Leopoldo Fernández con el 56.3% (dato parcial) demuestra que el pueblo desea que convivan "la autonomía regional y el cambio nacional". El gobierno ejecuta en Pando proyectos por más de 20 millones de dólares en la construcción de colegios en los municipios de Cobija, Santa Rosa y El Porveni; caminos, avenidas, un Estadio departamental y micro créditos a campesinos. "El trabajo ha entrado por los ojos de la gente pandina que no estaba acostumbrada a que se realicen muchas obras en la región", resaltó Reis.Reis aseguró que nunca antes un presidente, ministros y viceministros visitaron el departamento; "se nota la preocupación del Poder Ejecutivo, primera vez que un gobierno consulta al pueblo pandino".El senador Félix Rojas (MAS) afirma que el pueblo tarijeño también le dijo sí al Presidente con el 49,83% equivalente a 66.645 votos, mientras que 50,17% lo revocó (67.102 votos). "457 votos han imposibilitado que nuestro Presidente llegue al 50% en Tarija según datos de la Corte Electoral Nacional y esto debemos tomarlo en cuenta con un alto grado de estima". Estos datos obligan al prefecto ratificado en Tarija a trabajar con el gobierno central.

Atrás