El Canal 7 y el pluralismo

Carlos Echazú Cortez

julio 24, 2008Publicado el: 3 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

La decisión del gobierno de nombrar a 4 ministros como directorio del canal 7 ha desatado un reavivado debate sobre la libertad de prensa como un principio democrático básico, en nuestro agitado ambiente político.

Se sostiene, de parte de los opositores neoliberales, que el gobierno está coartando la libertad de prensa puesto que el canal, "siendo de todos los bolivianos" solamente expresaría los puntos de vista del gobierno. De este modo, el pluralismo se vería afectado con el consiguiente deterioro de la democracia.

Realmente es increíble cómo los neoliberales no dejan de asombrar con su cinismo. Ahora, a la hora nona, vienen a descubrir que había sido antidemocrático que el gobierno haga uso del canal 7, que es de todos los bolivianos. Sin embargo, cuando gobernaban los regímenes neoliberales y hacían el uso que les daba la gana del canal 7, entonces no había ningún reclamo por estar conculcando el pluralismo y la libertad de prensa. Eso nos demuestra que no es en absoluto un principio democrático el que están defendiendo. Más bien están enfadados porque ahora, sus rivales tienen la posibilidad de hacer uso de un medio de comunicación de masas como nunca antes.

¡Señores neoliberales! El canal 7 también era de todos los bolivianos cuando ustedes gobernaban y ustedes excluyeron de ese canal a las inmensas mayorías que hoy tienen la posibilidad de hacer oír su voz por ese medio.

Por ese motivo, lo que antes no era democrático, es decir, que el gobierno utilice el canal, ¡ahora sí lo es!, así les pese.

Esto no pueden comprenderlo porque ustedes los neoliberales lo distorsionan absolutamente todo y tal es así que han distorsionado incluso la doctrina en la que supuestamente se inspiran que es el liberalismo. Si señores, de allí emana la idea de la libertad de prensa como garante del pluralismo. Es por eso que la libertad de prensa tiene un valor democrático, pues se supone que todas las visiones podrán expresarse y concurrir entre ellas. De ese modo, las ideas más ciertas, útiles, justas se impondrán sobre las otras.

Pero es mucho pedirle a sus mentes de corto alcance que puedan entender principios. Por eso habrá que explicarlo despacito: Antes, sus gobiernos neoliberales, como gobiernos de las clases empresariales, tenían no solamente todos los canales privados a su disposición, sino también el canal estatal. Por eso, en ese entonces no había pluralismo, pues los bolivianos estábamos condenados a escuchar solamente la voz, la estúpida voz, de los empresarios neoliberales.

Ahora ustedes siguen expresándose cuanto quieren por sus canales privados, pero han perdido el canal estatal. Ese canal puede ahora, por vez primera, expresar una voz que no sea neoliberal. Ahí esta lo profundamente democrático de la nueva situación, pues el pluralismo que ustedes (si tuvieran principios) defenderían, está garantizado.

Atrás